DE LA AGRESIVIDAD INDUCIDO DEL HOMBRE (Primera parte) / José Revello (Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)

DE LA AGRESIVIDAD INDUCIDO DEL HOMBRE

(Primera parte)

 

 

José Revello

José Revello

(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)

 

“Aunque se estime como su patrimonio, la agresividad y crueldad del hombre no es parte de su naturaleza, sino de sus milenarias consecuencias colaterales.

La verdadera naturaleza del hombre no es agresiva, sino dinamismo contemplativo y manifiesto, regido por la acción y dirigida por la inteligencia en meridianos infinitos, pero escalonados. Pero en sí mismo no es agresivo.

-Pero el hombre Don Genaro –interrumpí- practicando cosas sanguinarias ha llegado a cotas inimaginables. Ha sido capaz de convertir este mundo en un basurero.

-Plenamente cierto –repuso el anciano- Pero movido por álgidos conflictos de su persona no por su naturaleza. El hombre es una criatura de inmensa belleza. Un átomo único e indivisible. En ello se sostiene eternamente. Lo que confunde son los moldes con que se va formando. Toda forma hostil y agresiva lo nutre un conflicto y se centra en el sufrimiento. Por eso odia y reciente. Pero no parte de su naturaleza más pura y original sino del laberinto de sus dudas conceptuales. Su parte colateral. Aunque existen criaturas químicamente malas, pero no por ello significa no tengan su oportunidad. De los esquemas de la evolución la parte inferior anterior a la humana es la animal. Por lo tanto varios de los actos del hombre son resabios de esa naturaleza hosca del cual nos cuesta desprendernos. Supongo abras escuchado sobre personas que obrando mal y egoístamente, se han llegado a arrepentir tratando de cambiar el rumbo de sus vidas, sino remediar sea en parte el daño causado. Este es el punto. Cuando tuvo cierta inclinación a su verdadera naturaleza, fue suficiente para desear armonía a su vida y restablecer algún bien a la persona injuriada. Ese hombre se alejó de su parte agresiva. Ese hombre “viro” al lado opuesto. El hecho de darse cuenta, el acercamiento a esa verdad, lo hizo tolerante y comprensivo, más dispuesto a enmendar su obra compulsiva y aun despiadada. Eso es verídico. El hombre es humano sin SERLO demasiado y El SER en sí mismo todavía es su cuenta pendiente….

José Revello

(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)

Derechos de autor reservados

Buenos Aires

Argentina

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s