“…y si mi inefable pasión quebrantase un día cogeré mis escritos, bailaré descalza frente al espejo roto” / Silvia R. Ortiz (del poemario “Los Nudos de la Noche”)

 

1379886_647763905255093_727325457_n

“…y si mi inefable pasión quebrantase un día
cogeré mis escritos, bailaré descalza
frente al espejo roto”

 

Silvia R. Ortiz (del poemario “Los Nudos de la Noche”)

 

 

En estos tiempos de crisis, la poesía es el salvoconducto que nos da alas para volar hacia la paz interior, hacia el proyecto de alcanzar las conciencias que viven en destierro; se puede llegar a él flotando o pisando firmemente la tierra. Esta semana contemplo el tránsito de versos en vigilia, de una poeta peruana que madruga su anhelo junto al alba: Silvia Rosario Ortiz. Nace en noviembre de 1955, en la Ciudad de Arequipa, siendo muy pequeña su familia se traslada a la ciudad de Lima, allí realiza sus primeros estudios. En1996 como representante de la Presidencia de la Casa Nacional del Poeta Peruano, coordina la presentación del libro “Trinos y Aleteos” en la ciudad de Ferreñafe, en ese acto cultural de hermandad, juramenta como Directora de Relaciones Exteriores de la Casa Nacional del Poeta – filial Chiclayo. Ese mismo año presenta su primera plaqueta titulada “La Casa Vacía”

 

Silvia ortiz

Silvia Ortiz

 

. En 1997 retorna a la ciudad de Lima, para desempeñarse como docente del Centro Preuniversitario de la Universidad Nacional de Ingeniería, concluye estudios de postgrado. Declarada Visitante Ilustre junto al Elenco de poetas nacionales y extranjeros. El 9 de Mayo de 2013 presentó su primer poemario: Los Nudos de la Noche. Actualmente es profesora de Filosofía y Sociales, realiza trabajos de consultoría estratégica en gestión.

 

Zenn Ramos: ¿Qué eventos marcaron tu decisión de ser poeta?
Silvia R. Ortiz: “Desde pequeña me sostuvo la lectura, recuerdo la insistencia de mi madre porque tuviera siempre un libro entre mis manos. Mis primeras lecturas y el gran amor naciente por ellas, posteriormente mis maestros jugaron un papel importante en mi vida, su ejemplo mi tarea inacabada. La educación, la filosofía y la teología me llevan por altas cumbres que espero comprender en su integridad.”

 

ZR: ¿Qué objetivo persiguen tus poemas?
SRO: “Además de buenas intenciones, es difícil saber con certeza si lo que escribo es más bien un acto para sobrevivir conmigo misma y con los demás. Persigo la construcción sobre un torrente de amor, libertad en suma, tolerancia aun en la literatura, caricia llevada en cada verso, la libertad en el lector. Sonreír en un mundo conflictivo, en un mundo de apariencias; el verso apertura horizontes de paz y de justicia, palabra cortante aun en la caricia.”

 

ZR: ¿Cómo puede una poeta sobrevivir en un régimen totalitario?
SRO: “Sí, es cierto, aún así persiste la libertad, las libertades abundan en un país que lee y también en éste que lee de a pocos. Tarea plausible para los escritores, hombres y mujeres de la palabra.”

 

ZR: ¿Es la poesía la catarsis para tantos problemas sociales?
SRO: “Sí, indudablemente sí. La poesía se ha constituido desde siempre en catarsis, pasiones sobre hechos inexistentes para la razón humana, paraíso aquí en la tierra cuando el crujir del odio por el ausente pan y de justicias a precio del que oferta, pasos en la acera, manos frías, humo del café, cigarrillo en mano, huelgas solitarias, trafico matutino.”

 

ZR: ¿Para quién escribes?
SRO: “Para mis amigos, para quien quiera disfrutar de lo que escribo.”

 

ZR: ¿Cómo se podría definir la poesía de Silvia Ortiz?
SRO: “Definir mi poesía, es envolverme en un falso ego. Rompamos las definiciones, la poesía no tiene definiciones, ni es buena, ni es mala, es solo poesía, es la voz de la carne, las huellas dejadas en tus cadenas.”

 

ALEGORÍA

 

Abanico mordaz
Hoguera en tu abrigo
En la cima de los árboles
Azulejos en el tejado

Tampoco acepto duendes
O niños devorados
Cadenas de un supermercado
De doncellas y adioses

Festival inocente lesiona espíritu
Teatral participo
Viene de adentro
Al inicio de la fuente
Como madre nada cubre
Silencia el tiempo y la herida
Un campo durmiente
Allí está la vida

 

Derechos Reservados
Silvia R. Ortiz

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s