CIELO E INFIERNO / JAIME GONZALEZ

17022420_1486140981398708_8264082683775446606_n

CIELO E INFIERNO

Sabes que es el cielo, te lo has preguntado? Sabes que es el infierno? Te lo han dicho?, te has puesto a pensar en tus momentos de lucidez cuál es tu cielo o tu infierno.

Tu cielo puede ser eterna felicidad, plenitud, paz, amor, puede ser el paraíso de la cual hablan los libros y el cual la humanidad está buscando impaciente, el cielo es real, el cielo está vivo, se mueve, evoluciona, te escucha, te observa, te guía, te acaricia.

Tu infierno puede ser, eterna tristeza, decadencia, vacío, miseria, odio, incertidumbre, rencor, soledad, todo el mundo lo niega pero todos también viven en él sin darse cuenta, porque también te observa, te espera, te escucha, esta tan vivo como tú.

Cuantas cosas se pueden perder en un parpadeo, en un suspiro, cuantos deseos te han sido negados por tu irreverencia, tu soberbia, tu envidia o tu negaciones, no se puede ganar el cielo si sigues viviendo como vives, y pensando como piensas, si tu vida vive alrededor de la amargura, la intolerancia, o del odio.

No se puede comprar el cielo con mentiras, egoísmo, justificando todo y a todos, raíces de amargura que hacen tu vida infeliz, ganar el infierno lo puedes conseguir en un abrir y cerrar de ojos, ganar el cielo te puede costar todos los años de tu vida, tú decides el camino corto o el camino largo.

No se puede vivir o ganar la gracia de vida por cultivar un orgullo y una soberbia implacable que destruye vidas, incluyendo tu misma vida.

Y te preguntaras en momentos de impaciente soledad, porque cruzas el desierto descalzo y sin agua, porque caminas bajo la tormenta sin un paraguas y sin protección, porque te duele tanto el alma y el corazón cuando estas solo.

Cuando alguien no te besa una mejilla con afecto, cuando alguien no te extiende una mano para levantarte del suelo, cuando eres indiferente para el resto del mundo, y los de tu propia casa te aguantan o te aman de pura misericordia.

Puedes ganar o perder en un momento de indecisión, reaccionar a tiempo, perdemos y ganamos tantas cosas en la vida que sin darnos cuenta vivimos en un círculo vicioso de confort, que no deja ver la realidad de las cosas.

Pedimos tantas cosas a la vida, pedimos un cambio, pedimos de rodillas ayuda, quebrándonos en humillación y llanto, pero inmediatamente Dios responde tocando todas las áreas de tu vida y te haces el loco.

Cuando te da la oportunidad de perdonar y olvidar, huyes, y te cobijas con una pantomima barata, tu envidia no soporta la felicidad de los demás, y te preguntas porque estas lleno de mediocridad.

Tantas cosas que pasan y ni siquiera te das cuenta que es una prueba, y que tú la pediste, cuantas veces niegas a los demás y te niegas a ti mismo, cuantas veces, días y horas pasas rezando el Padre Nuestro, no te santificas o haces tu voluntad, o haces lo que te da la gana contigo y con los hombres.

Cuantas veces niegas tu vocación, niegas lo que eres cuando te confrontan contigo mismo, y prima más la soberbia que la razón, buscamos diariamente la presencia de algo sagrado o divino.

Buscamos sacrificialmente hasta las lágrimas un encuentro con Dios o con un mensajero del cielo, negamos o nos resistimos a su presencia, cuando aparece frente a nosotros un simple mortal, un ser común y corriente, para direccionar nuestras vidas.

Nos burlamos, mentimos, nos hacemos los importantes, nos hacemos los mártires. dejamos pasar la oportunidad de escuchar un mensajero del destino, un mensajero de Dios, destruyendo con nuestro orgullo, altivez, arrogancia, un verdadero puente entre Dios y tú, o entre Dios y los hombres, arrebatándole el cielo a los demás.

No hay que esperar a que estemos muertos para saber que el cielo o el infierno existe, o si no, pregúntale a los que has enterrado y le llevas flores, a los que se fueron primero, porque tanto el cielo, como el infierno son reales, puedes estar arriba o abajo, tú decides, tu sabes, tu lo estás viviendo, o eres de arriba o eres de abajo.

Revisa tu corazón, busca en tus recuerdos, escarba en tu mente y en tu corazón, que hay ahí, que te separa de la realidad, de la verdad, de la vida y de la muerte.
Cuál es el verdadero nombre de ese agujero negro en el cual te estás precipitando, por el cual vas de caída libre, no puedes comprar el cielo, pero si puedes ganar el infierno.

 

james

JAIME GONZALEZ
Derechos reservados.
Cali, Colombia, Sur América.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s