PLEGARIA / JAIME GONZALEZ

PLEGARIA

Recórreme, comiénzame a vivir lentamente para saber que existo, penétrame sin misericordia, deja tu esencia en mí, así sabré a quien pertenezco, disfrútame de todas las formas posibles sin preguntas, concíbeme y calma mis soledades.

Floréceme para que mi vida sea radiante y tu vida no sea la misma, sedúceme con tus palabras, que su dulzura calme mis días amargos, sopórtame para salir de esta rutina que se hace cada día mas espesa.

Condúceme a ese abismo de placer que únicamente tú conoces, desátame de esta soledad que entumece mi alma y no me deja vivir, pero átame a tu vida y a tu piel, encadéname a tu sexo que sumisa no retrocederé.

Despiértame a esa tormenta de caricias que traes en tus manos, que mis alucinaciones sean historia, prohíbeme que me valla, prohíbeme que deje inmóvil mis caderas al sentarme en el trono de tu pelvis, déjame reinar con vigor.

Hechízame para que el sortilegio de pasión que invade mi cuerpo, al atravesarme con tu mirada sea eterno, dejare que siga su propósito porque mi cuerpo ya no es un volcán apagado.

Confiésame que soy la meretriz de tus sueños, háblame al oído, te daré lo mejor de mi pervertido vino, declárame que soy la ninfómana fiel que buscaba tu alma, la razón de tus días de gloria.

Ayúdame a ser lo que quieres que sea, guíame, como ninfa sabré llevarte al cielo con el canto de mis orgasmos, enséñame, sumisa te daré lo mejor, seré tu mayor creación, tu más cotizada discípula en tu catedra de amor.

Repruébame si no doy lo mejor de mí, si me desvío en el camino que voluntariamente quise seguir al recorrer tu cuerpo, condéname, critícame si mi locura no es suficiente fuerte para hacerte el amor.

Aíslame quiero ser todo tu mundo, enciérrame, que solo beberé de tus besos, y comeré tu piel, no me niegues la vida, destierra esta agonía de temor a perderte, de temor a no darte lo que mereces.

Libera mis cadenas a ese pasado cargado de lividez, por amores enfermos y rutinarios, esa monotonía sexual casi deprimente, libera mis ríos de fuego que queman mis entrañas, y quieren fluir a borbotones.

Derrámame por dentro y por fuera, no dejes ni una sola gota en tu interior , reclamo todo tu néctar para mí, para mis sentidos, solo yo sabré descifrar con mi gusto ese verdadero afrodisiaco.

Come mi piel, se atrevido y voraz, menos no espero, encuentra esa llama en la gruta de mis gemidos, hurga con tus dedos, juega con tu lengua, no tengas piedad, déjame tocar el cielo en este jadeo profundo.

Socórreme a tiempo, no dejes velando mis carnes hambrientas, sálvame de esta privación de deseos, alivia este dolor de amar hasta la muerte, ampara este pudor que quiere hablar.

Hazme libre, devuélveme la vida, sumisa , obediente encontrare el camino, dócil me abandonare a ti, mis labios y mi cuerpo olvidados quieren más que una siempre propuesta, más que una vaga palabra, quiero ser mujer de una vez por todas, por unos momentos, por unas horas , por toda la vida.

 

JAIME GONZALEZ

derechos reservados
Cali, Colombia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s