ATREVETE / JAIME GONZALEZ

ATREVETE

Atrévete a amar con delirio y libertad, deja atrás complejos, deja de ser cobarde y busca amar a alguien imperfecto y audaz, atrévete y no te resistas a la tentación de encontrar una vida, de sentir que existes y ese deseo incontrolable de sentirte plena que se está despertando.

Renuncia a todo pasado reprimido, lleno de soledad, renuncia a esa frigidez constante, atrévete a desear sin consentimiento, sin inhibiciones, intenta de una vez a reconocer esa excitación extraña e inquietante que te devora, que no te da paz, que no te deja dormir, que se derrite en tu bajo vientre.

Atrévete a mirar con ansias, ese sentir de calor y humedad que fluye apetitosamente en medio de las piernas cuando alguien, ese alguien te mira lascivamente, te habla y te desea, sintiendo ese aroma que emana de la piel.

Atrévete sin negaciones a conectarte con mi alma y desnúdala sin pedir permiso, porque anhelas que la punta de mi lengua recorra tu boca y sienta tu saliva, explorando tu garganta y recorriendo lujuriosamente cada centímetro de piel.

Puedes hallar ese compulsivo y atrevido que se arriesgue a navegar en tu sudor, en las sabanas de tu cama y te posea libre, dulce e íntegramente, un navegante caprichoso en la mar radiante de tu vida.

Si te aventuras, si dejas los miedos, si dejas de engañar y reprimir a tu cuerpo, se puede liberar tu alma, experimentar un éxtasis sublime, sentirte plena, sentirte más que viva, más que una mujer corriente.

Un corsario, un temerario de emociones que asalte tu corazón y se adueñe de tu vida, de una vez, un hombre sediento de amor y de pasión, con mirada profunda y llena de vicios, listo para cumplir los más ocultos de tus deseos, placeres que solo pensabas eran fantasía.

Osada, coqueta, reprimida amante, desesperada e inquieta por una caricia, por un sexo libre, por algo real, una penetración que despierte tu lado oscuro y avive tu locura.
Un imprudente amante que te haga de su propiedad, su propiedad privada, prisionera de su corazón, caudillo de tus placeres, que te ame de tantas formas que difícilmente puedas arrancarlo de tu piel.

Llena de plenitud, radiante, sedienta, jadeante y sumisa, esperándole siempre en tus sueños, en tu cama, en tu vida, cada noche y cada día, sin condiciones, donde todo se vale en el amor y donde todo es vital para llegar al cielo.

Bragada, decidida al buscarlo, el, vigoroso al entrar en tu mente y en tus fantasías para comer tus entrañas, ya tus labios y tu lengua lo reconocen, tu pubis casi hirviendo grita su nombre y sus mejillas no son extrañas en tus piernas.

Porque al soñar, al recordar, al imaginar, sabes que existes, te atreviste a conquistar su locura, te desnudaste con sus palabras, te arropaste con su piel ardiendo, porque el frio penetrante de la soledad y la decepción tenían presa tu vida.

 

JAIME GONZALEZ

Derechos reservados
Cali, Colombia
Sur América

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s