Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

José Revello

LA NOCHE DE LOS TIEMPOS.

El tiempo del no tiempo Según Don Genaro

HISTORIA DE LA ETERNIDAD. (Formación decimal astronómica)

Fragmento-123

“Aunque la mayoría -continúan estos documentos- que se fusionan con el Espíritu sirven permanentemente como ciudadanos de universos locales, no todos lo hacen. Si alguna fase de su ministerio universal requiriese su presencia personal en el superuniverso, entonces se producirían en estos ciudadanos transformaciones del ser que les permitirían ascender al universo más alto. Y a la llegada de los Guardianes Celestiales con órdenes de presentar a estos mortales fusionados con el Espíritu ante las cortes de los Ancianos de los Días, así ascenderían, para no regresar jamás. Se vuelven pupilos del superuniverso, sirviendo como asistentes de Guardianes Celestiales y permanentemente, excepto los pocos que a su vez son llamados al servicio del Paraíso y de Havona. Como sus hermanos fusionados con el Espíritu, los que se fusionan con el Hijo no atraviesan Havona ni logran el Paraíso a menos que hayan sufrido ciertas transformaciones modificadoras. Por razones buenas y suficientes, estos cambios se han efectuado en algunos sobrevivientes fusionados con el Hijo, y estos seres se encuentran, de vez en cuando, en siete circuitos del universo central. Así pues algunos de entre los mortales fusionados con el Hijo o con el Espíritu, efectivamente, ascienden al Paraíso, logran un objetivo de muchas maneras equivalente al que aguarda a mortales fusionados con el Padre. Los mortales fusionados con el Padre son finalistas potenciales. Su destino es el Padre Universal y así lo logran. Pero dentro de los límites de la edad universal presente, los finalistas como tales, no logran su destino. Permanecen siendo criaturas no completadas, espíritus de la sexta etapa, y por lo tanto, no activas en dominios evolucionarios de estado pre-luz y vida. Cuando la Trinidad abraza un finalista mortal se torna un Hijo Trinidizado tal como Mensajero Poderoso. Entonces ese finalista ha logrado el destino, por lo menos, para la presente edad universal. Los Mensajeros Poderosos y sus semejantes pueden no ser en el sentido exacto espíritus de la séptima etapa. Pero además de otras cosas el abrazo de la Trinidad los dota de todo lo que un finalista alguno vez logrará como espíritu de séptima etapa. Después de que mortales fusionados con el Espíritu o con el Hijo son trinidizados, pasan a través de la experiencia en el Paraíso con seres ascendentes fusionados con el Ajustador, siendo idénticos a éstos en todos los asuntos que pertenecen a la administración del superuniverso. Estos Hijos Trinidizados de Selección o de Logro son, al menos por ahora, criaturas completadas, en contraste con finalistas, que actualmente son criaturas no completadas. Así pues, en el análisis final, difícilmente sería apropiado utilizar palabras «más grande» o «menor» al comparar destinos de órdenes ascendentes de filiación. Cada hijo de Dios comparte en la paternidad de la Deidad. Y Dios ama a cada uno de sus hijos de la misma manera. No hace diferencia de destinos ascendentes tanto como no hace diferencia de criaturas que logran tales destinos. El Padre ama a cada uno de sus hijos y ese afecto es nada menos que verdadero, sagrado, divino, ilimitado, eterno y homogéneamente único. Un amor donado a este hijo y a ese hijo, individual, personal y únicamente. Y ese amor eclipsa -y eclipsara- absolutamente todos los demás hechos ocurridos. La filiación es relación suprema de la criatura con el Creador. Vosotros como mortales podéis ahora reconocer vuestro lugar en familia de filiación divina y comenzar a sentir la obligación de aprovecharos de ventajas tan libremente proveídas por el plan del Paraíso de supervivencia mortal. Tal plan ha sido grandemente enaltecido e iluminado por experiencia de la vida mortal de un Hijo autootorgador. Todas facilidades y poderes han sido provistos para asegurar vuestro logro último del objetivo paradisiaco de perfección divina. Y aunque cueste al intelecto humano esclarecerlo, esto determina por siempre que los mortales urantianos “jamás estaréis solos ni desamparados”. “Sois hijos de un Padre Creador”. ”Se os dado todo sin pedir nada a cambio”. ”Sois inmortales por derecho propio”. “Todo os esta dado y concedido por derecho de afiliación“
(Presentado por un Mensajero Poderoso temporalmente asignado al personal de Gabriel en Salvington.)

(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s