Fragmentos de 153 : “Mis tardes con Don Genaro / José Revello

José Revello

SOBRE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS.
El tiempo del no tiempo Según Don Genaro

HISTORIA DE LA ETERNIDAD. (Formación decimal astronómica)
(Universo local de Nebadon)
Historia del mundo de Edencia

Fragmento-153

7. LOS TRABAJADORES DE LA ARMONÍA

“Estos artistas -siguió Don Genaro tras otra breve pausa- no se ocupan de la música ni la pintura, ni nada semejante, como podemos haber imaginado. Se ocupan de la manipulación y organización de fuerzas y energías especializadas que están presentes en el mundo espiritual pero que mortales no reconocen. Y según dice esta jerarquía: “Si tuviese mínima base de comparación, intentaría describir este campo singular de logro espiritual, pero desespero no hay esperanza de transmitir a la mente mortal esta esfera del arte celestial. Sin embargo lo que no puede ser descrito puede ser sugerido: La belleza, el ritmo, y armonía están intelectualmente asociados y espiritualmente emparentados. La verdad, el hecho y la relación, son intelectualmente inseparables y están asociados con conceptos filosóficos de la belleza. La bondad, la rectitud y la justicia están filosóficamente interrelacionados y espiritualmente ligados con la verdad viviente y la belleza divina. Los conceptos cósmicos de la verdadera filosofía, la descripción del arte celestial o intento mortal de pintar el reconocimiento humano de la belleza divina, no pueden jamás ser verdaderamente satisfactorios si dicha progresión intentada por la criatura no se unifica. Estas expresiones del impulso divino, dentro de la criatura en evolución, pueden ser intelectualmente verdaderas, emocionalmente hermosas y espiritualmente buenas. Pero la verdadera alma de la expresión estará ausente a menos que estas realidades de la verdad, significados de la belleza, y valores de la bondad, estén unificados en la experiencia de vida del artesano, del científico o del filósofo. Estas cualidades divinas están perfecta y absolutamente unificadas en Dios. Y todo hombre o ángel que conoce a Dios posee el potencial de una autoexpresión ilimitada en niveles constantemente en progreso de autorrealización unificada mediante la técnica del logro sin fin de la semejanza con Dios, la combinación experiencial en la experiencia evolucionaria de la verdad eterna, la belleza universal y la bondad divina.
8. LAS ASPIRACIONES MORTALES Y LOS LOGROS MORONCIALES
Aunque los artesanos celestiales no trabajan personalmente en planetas materiales, tales como la tierra, sí concurren, de vez en cuando, desde sedes centrales del sistema para ofrecer ayuda a individuos naturalmente dotados de razas mortales. Cuando son así asignados, estos artesanos trabajan temporalmente bajo la supervisión de planetarios del progreso. Las huestes seráficas cooperan con estos artesanos en intentar ayudar a aquellos artistas mortales que poseen dotes inherentes, y que también poseen Ajustadores con experiencia especial y previa. Existen tres fuentes posibles de esta habilidad humana especial: de base siempre existe la aptitud natural o congénita. La habilidad especial no es nunca un don arbitrario de los Dioses. Siempre existe cimiento ancestral para cada talento sobresaliente. Además de esta habilidad natural o más bien suplementaria a la misma, puede existir la contribución de guía del Ajustador del Pensamiento en aquellos individuos cuyos Ajustadores residentes, puedan haber tenido experiencias reales y auténticas en líneas semejantes en otros mundos y otras criaturas mortales. En aquellos casos en que tanto la mente humana como el Ajustador residente son particularmente habilidosos, los artesanos espirituales pueden ser delegados para actuar como armonizadores de estos talentos y, para ayudar e inspirar de otras maneras a estos mortales que buscan ideales en constante perfeccionamiento e intentar su ilustración elevada para la edificación del reino. No existen castas en las filas de artesanos espirituales. Aunque tu origen sea muy bajo, si tienes la habilidad y el don de la expresión, obtendrás reconocimiento adecuado y recibirás la apreciación debida a medida que asciendas hacia arriba en la escala de la experiencia moroncial y del logro espiritual. No puede haber obstáculos de herencia humana ni privación de medio ambiente mortal que la carrera moroncial no compense plenamente y elimine enteramente. Y todas esas satisfacciones de logro artístico y autorrealización llena de expresión, se realizarán mediante tus propios esfuerzos personales en el avance progresivo. Por fin las aspiraciones de la mediocridad evolucionaria podrán ser realizadas. Aunque los Dioses no otorgan arbitrariamente talentos y habilidad a los hijos del tiempo, sí proveen el logro de la satisfacción de todos los anhelos nobles y gratificación de todo apetito humano de autoexpresión excelsa. Pero todo ser humano debería recordar: muchas de ambiciones de sobresalir que exasperan a los mortales en la carne no persistirán en estos mismos mortales durante las carreras moroncial y espiritual. Los seres moronciales ascendentes aprenden a socializar sus anhelos y ambiciones, que fueran antes puramente egoístas y egocéntricos. Sin embargo, aquellas cosas que tan sinceramente anhelaste hacer en la tierra y que circunstancias tan persistentemente te negaron, si, después de adquirir auténtico discernimiento mota durante la carrera moroncial, aún deseas hacerlas, certeramente se te otorgará toda oportunidad para satisfacer plenamente tus deseos de tanto tiempo de vida material. Antes que mortales ascendentes abandonen el universo local para embarcarse en sus carreras espirituales, saciarán todo anhelo intelectual, artístico y social o ambición auténtica que haya caracterizado en sus niveles mortal o moroncial de existencia. Éste es logro de la igualdad en la satisfacción de la autoexpresión y autorrealización. Pero no el logro de un estado experiencial idéntico ni la obliteración completa de individualidades características en cuanto a pericia, técnica y expresión. Pero el nuevo diferencial espiritual de logro personal experiencial, no se nivelará ni se equilibrará hasta después de que hayáis terminado el último círculo de la carrera de Havona. Y entonces los residentes del Paraíso se enfrentarán con la necesidad de ajustarse a ese diferencial absonito de experiencia personal, que se puede nivelar tan sólo por el logro de grupo del estado último de la criatura el destino de finalistas mortales de hacerse un espíritu de séptima etapa. Ésta es pues breve historia de artesanos celestiales. Ese cuerpo cosmopolita de trabajadores exquisitos que tanto hacen amorosamente para glorificar esferas arquitectónicas, con representaciones artísticas de la belleza divina de los Creadores Paradisiacos.

(Dictado por un Arcángel de Nebadon.)

(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s