Fragmentos de 201: “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

José Revello

SOBRE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS.
El tiempo del no tiempo según Don Genaro

HISTORIA DE LA ETERNIDAD. (Formación decimal astronómica)
La Historia de Micael. (Antes de su llegada a la tierra)

Fragmento 201

5. EL QUINTO AUTOOTORGAMIENTO

Poco más de trescientos millones de años atrás -siguió Don Genaro- según el tiempo en la tierra, se presenció otra de esas transferencias de autoridad universal a Emanuel y observaron preparaciones de Micael para la partida. “Esta ocasión fue distinta de las anteriores -según estos documentos- en cuanto anunció que su destino era Uversa sede central del superuniverso de Orvonton. A su debido tiempo nuestro amado Soberano partió. Pero transmisiones del superuniverso no mencionaron en ningún momento llegada de Micael a cortes de los Ancianos de los Días. Poco después de su partida de Salvington apareció en emisoras de Uversa esta declaración: «Hoy llegó sin anuncio y sin número un peregrino ascendente de origen mortal del universo de Nebadon, certificado por Emanuel de Salvington y acompañado por Gabriel de Nebadon. Este ser no identificado demuestra ser un verdadero espíritu y ha sido recibido en nuestra fraternidad». Si fuerais a visitar Uversa hoy mismo, oiríais el relato de remotos días en que Eventod se quedó allí, este particular peregrino desconocido del tiempo y del espacio con ese nombre se conoció en Uversa. Y este mortal ascendente maravillosa personalidad en semejanza exacta de etapa espiritual de mortales ascendentes, vivió y funcionó en Uversa por un período de once años del tiempo estándar de Orvonton. Este ser recibió asignaciones y llevó a cabo deberes de un mortal espiritual en común con sus semejantes provenientes de varios universos locales de Orvonton. Él «fue probado y comprobado en todos los aspectos, así como sus semejantes», en todas ocasiones demostró merecedor de la confianza de sus superiores, mereciendo al mismo tiempo el respeto y admiración leal de espíritus sus semejantes. En Salvington seguimos la carrera de este espíritu peregrino con gran interés, sabiendo bien por la propia presencia de Gabriel, que este peregrino sin número y sin pretensiones era el gobernante autootorgador de nuestro universo. Esta primera aparición de Micael en papel de etapa de la evolución mortal fue un enorme acontecimiento que cautivó a toda Nebadon. Habíamos oído de tales cosas, pero ahora las contemplábamos. Éramos sus anonadados testigos. Apareció en Uversa como espíritu mortal plenamente desarrollado y perfectamente capacitado y como tal continuó su carrera hasta ocasión del avance de un grupo de mortales ascendentes a Havona. En ese momento, se comunicó con los Ancianos de los Días e inmediatamente en compañía de Gabriel, se despidió repentinamente y sin ceremonias de Uversa, apareciendo poco después en lugar acostumbrado en Salvington. No fue sino hasta que se completó este autootorgamiento que finalmente comprendimos que Micael probablemente se encarnaría a semejanza de varias órdenes de personalidades del universo desde más elevados Melquisedek hasta inferiores mortales de la carne, en cualquiera de los miles de mundos evolucionarios del tiempo y del espacio. Alrededor de esta época los colegios Melquisedek comenzaron a enseñar probabilidad de la encarnación futura de Micael como mortal de la carne y hubo una enorme especulación en cuanto al proceso y la técnica del autootorgamiento. El hecho de que Micael había actuado personalmente el papel de mortal ascendente prestó adicional interés a todo esquema de progresión de criatura hacia arriba a través del universo local y del superuniverso. Sin embargo su técnica constante seguía siendo un gran misterio. Aun Gabriel confeso que no comprendía del todo el método, por el cual, este Hijo del Paraíso y Creador del universo local de Nebadon, podía por propia y entera voluntad tomar determinada personalidad y vivir segura y plenamente la vida de cualquier de sus propias criaturas subordinadas en el simple lapso de tiempo. Un lapso temporal infinitesimal, casi insignificante. Pero donde Micael renunciaba a su condición de ser radiante, inmortal, avanzadísimo, para transformarse en una criatura mortal, débil, de baja condición física mortal y muy limitada. Pero a los años de estos hechos y los constantes mensajes se impusieron por siempre en toda Nebadon.

José Revello
(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s