Fragmentos de 2014: “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

José Revello

SOBRE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS.

HISTORIA DE LA ETERNIDAD. (Formación decimal astronómica)

La historia de Micael. (Su misteriosa llegada a la tierra)

CUADRO DE LA EPOCA HISTORICA

Fragmento 214

5. LAS RELIGIONES GENTILES

Durante eras precedentes -siguió el anciano- la religión había sido fundamentalmente asunto tribal o nacional, casi nunca preocupación del individuo. Los dioses no eran personales sino tribales o de las naciones. En verdad estos sistemas religiosos no satisfacían necesidades espirituales profundas de la persona común. En tiempos del Maestro Jesús las religiones de Occidente incluían:
1. Los cultos paganos. Eran la combinación de la mitología, el patriotismo y la tradición helénicos y latinos.
2. Adoración al emperador. Esta deificación del hombre como símbolo del estado fue disputada muy seriamente por los cristianos primitivos. De allí que estas dos iglesias sufrieran amargas persecuciones por parte del gobierno romano.
3. Astrología. Esta pseudociencia de Babilonia llegó a ser una religión en el imperio grecorromano. Aun en el siglo veinte el hombre no se ha liberado completamente de estas creencias más bien supersticiosas.
4. Las religiones de misterio. En ese mundo (en cierta medida no lejos de la época actual) tan espiritualmente hambriento, proliferaban cultos misteriosos, primarios y extrañas religiones provenientes del Levante, seducían al hombre común con promesa de salvación individual. Estas religiones fueron aceptadas rápidamente entre las clases más bajas del mundo grecorromano. En verdad, sin pretenderlo, en cierta medida prepararon el camino para rápida expansión de superiores enseñanzas cristianas que presentaron un concepto majestuoso de la Deidad, asociado con teología fascinante para los inteligentes y ofrecimiento generoso de salvación de todos los hombres, incluso, el hombre más común e ignorante, pero espiritualmente vacio de aquellos tiempos. Las religiones de misterio marcaron el fin de la era de creencias nacionales, dando origen a numerosos cultos personales. Había muchos cultos de misterio. Pero todos tenían ciertas características comunes, a saber:
1. Una leyenda mística: un misterio de allí su nombre. En general el misterio tenía que ver con la vida, muerte y resurrección de un dios, tal como se ilustra en enseñanzas del mitraismo, contemporáneas por algún tiempo con culto del cristianismo primitivo de Pablo y competidoras del mismo.
2. Las religiones de misterio no tenían barreras nacionales ni raciales. Eran personales y abiertas y originaron fraternidades religiosas y sociedades sectarias.
3. En cuanto a sus servicios, se caracterizaban por elaboradas ceremonias de iniciación y espectaculares sacramentos de adoración. Algunos de estos ritos y rituales secretos podían llegar a ser espantosos y hasta repugnantes.
4-Pero sea cual fuere la naturaleza de sus ceremonias o el grado de sus excesos, estos misterios invariablemente prometían la salvación a los devotos, «la liberación del mal. La supervivencia después de la muerte. Y una vida perdurable en el reino de la dicha, más allá de este mundo de penas, dolor y esclavitud».
Pero aquí no caigamos en el error -señalo Don Genaro- de confundir las sencillas y profundas enseñanzas del Rabí de Galilea con estos misterios. La popularidad de estas religiones de misterio revela búsqueda del hombre por sobrevivir, su fondo de verdadera sed de religión personal y rectitud individual iluminada. Aunque estos misterios no podían satisfacer adecuadamente este anhelo, por cierto y a su modo, prepararon el camino a la formidable aparición subsiguiente del Maestro quien, en verdad, fue quien trajo a este mundo “el pan y el agua de vida”. Pablo, en un esfuerzo por aprovechar -en algunos casos de manera errónea- la gran popularidad de mejores religiones de misterio, hizo ciertas adaptaciones posteriores a legítimas enseñanzas de Jesús, -en su manera filtrando su mensaje- para que fueran aceptables y atrajeran mayores números de conversos potenciales. Pero aun el compromiso paulino de enseñanzas de Jesús (el cristianismo) era superior a lo mejor en religiones de misterio en que:
1. Pablo enseñaba redención moral. Una salvación ética. El cristianismo abría el camino para una nueva vida y proclamaba un nuevo ideal. Pablo abandonó ritos mágicos y encantamientos ceremoniales.
2. El cristianismo representaba una religión que trataba de las soluciones más conflictuadas y profundas del problema humano, porque no sólo ofrecía salvación del sufrimiento y aun la muerte, sino prometía liberación del pecado y consiguiente dotación de carácter recto con cualidades de supervivencia eterna.
3. Los misterios se basaban en los mitos. El cristianismo (tal como años después de la muerte del sublime Maestro de Nazaret lo predico Pablo) se basaba en un hecho corporal histórico: el autootorgamiento de Micael, el Hijo de Dios, regalo preclaro a toda humanidad. Aunque lógicamente él nunca supo ni lo entendió de esa manera. Toda su vida identifico al maestro Jesús ni por asomo místico al Soberano de Nebadon encarnado. “Entre gentiles -siguen estos documentos- la moralidad no estaba necesariamente relacionada ni con la filosofía ni con la religión. Fuera de Palestina no siempre se le ocurría a la gente los sacerdotes de la religión debían llevar vida moral. La religión judía y luego enseñanzas de Jesús y consiguiente evolución del cristianismo de Pablo, representaron en Europa primeras religiones que hacían hincapié sobre moral y ética, exigiendo que los religionistas pusieran más cuidado a ambas. Así pues con este fugas repaso entendemos nació Jesús en la Palestina histórica en seno de una generación dominada por caterva de sistemas incompletos de filosofía y muy enredada por vastos cultos religiosos complejos. Amén de una miríada ciclópea de dioses de primer y segundo orden. A esta prolifera y confusa generación Jesús dio su renovado y esclarecedor evangelio de religión íntima, más profunda y personal: la filiación íntima con el Padre de toda la creación. La relación íntima y directa -sin “intermediarios”- del hijo hacia su padre todo oídos.
6. LA RELIGIÓN HEBREA
Hacia fines del primer siglo antes de Cristo-Micael, -prosiguió con los ojos cerrados y atento a su relato Don Genaro- el pensamiento religioso de Jerusalén había sido enormemente influido y modificado por enseñanzas culturales griegas y aun la filosofía griega. En la larga contienda entre corriente oriental y corriente occidental de escúrelas de pensamiento hebreo, Jerusalén y el resto de Occidente así como el Levante, en general habían adoptado finalmente el punto de vista occidental judío o modificado helénico. En los días de Micael prevalecían tres idiomas en Palestina: la gente común hablaba algún dialecto del arameo. Los sacerdotes y rabinos hablaban hebreo. Las clases instruidas y clases altas de judíos en general hablaban griego. El que escrituras hebreas habían sido traducidas al griego en Alejandría en fecha temprana, contribuyó, en gran parte, al predominio subsiguiente del sector griego dentro de cultura y teología judías. Y muy poco tiempo después aparecerían escritos de maestros cristianos en el mismo idioma. El renacimiento del judaísmo data de la traducción griega de escrituras hebreas. Fue esto influencia vital que posteriormente determinó que el culto cristiano de Pablo se propagaba más hacia el oeste que al este. Aunque las creencias judías helenizadas no habían sido influidas mayormente por enseñanzas de los epicúreos, sí habían sido influidas marcadamente por filosofía de Platón y doctrinas de autoabnegación de los estoicos. La gran influencia del estoicismo se ejemplifica en el cuarto Libro de los macabeos. La penetración de la filosofía platónica, así como doctrinas estoicas se observa en Sabiduría de Salomón. Los judíos helenizados interpretaban las escrituras hebreas en forma alegórica. Por eso pudieron conformar sin dificultad la teología hebrea con filosofía de Aristóteles, altamente respetada por ellos. Pero todo esto ocasionó una desastrosa confusión, que sólo pudo disiparse gracias a Filón de Alejandría, quien armonizó y sistematizó la filosofía griega y teología hebrea en un sistema compacto y bastante uniforme de creencias y prácticas religiosas. Y era esta enseñanza más reciente de combinación de filosofía griega y teología hebrea la que prevalecía en Palestina cuando vivía y enseñaba Jesús y que Pablo después utilizó como cimientos sobre los que edificó su avanzado e iluminador culto del cristianismo. Filón fue un gran maestro. Desde tiempos de Moisés no había vivido un hombre que haya ejercido tan profunda influencia sobre pensamiento ético y religioso del mundo occidental. En asunto de combinación de elementos de sistemas contemporáneos de enseñanzas éticas y religiosas hubo siete maestros humanos sobresalientes: Sethard, Moisés, Zoroastro, Lao-Tse, Buda, Filón y Pablo. Saulo supo reconocer muchas -aunque no todas- de incongruencias contenidas en enseñanzas de Filón que provenían del propósito de combinar la filosofía mística griega y doctrinas romanas estoicas, con teología legalista de los hebreos. Y eliminó prudentemente muchas de estas discrepancias en su teología básica precristiana. Filón abrió el camino para que Pablo pudiera establecer más plenamente concepto de Trinidad del Paraíso que había estado latente durante mucho tiempo en la teología judía. En un solo asunto Pablo no siguió al mismo paso con Filón y no trascendió las enseñanzas de este judío rico ha instruido de Alejandría, y el asunto fue doctrina de la expiación. Filón enseñó liberación de la doctrina de obtener perdón por derramamiento de sangre. Es posible que Filón vislumbrara de algún modo la realidad y presencia de los Ajustadores del Pensamiento más claramente que Pablo. Pero la teoría de Pablo del pecado original: las doctrinas de la culpa hereditaria y del mal innato y redención de éste era de origen parcialmente mitraico y tenía muy poco en común con teología hebrea, con la filosofía de Filón y originales enseñanzas del maestro Jesús. Algunas porciones de enseñanzas de Pablo relativas al pecado original y a su expiación fueron sus propias ideas originales. El evangelio de Juan, el último de los relatos sobre la vida mortal terrestre de Jesús, se dirigía a los occidentales y encara la crónica desde el punto de vista de los cristianos alejandrinos de un período más reciente, quienes también eran discípulos de las enseñanzas de Filón. Alrededor de tiempos de Jesus ocurrió en Alejandría un extraño cambio de actitud hacia los judíos, y de este sitio que previamente había sido fuerte judío, se difundió una ola virolenta de persecución que llegó hasta Roma de la cual fueron desterrados miles de judíos. Pero está planificada campaña política de desnaturalización duró bastante poco, aunque dejo su resabio de odios y rencores. Muy pronto el gobierno imperial restableció libertades reducidas de judíos a lo largo y ancho del imperio. En cualquier parte del mundo entero donde quiera se encontraran los judíos dispersos, ya por comercio o persecuciones, su corazón con fuerza estaba enfocado hacia templo sagrado de Jerusalén. La teología judía sobrevivió tal como se la había interpretado y practicado en Jerusalén, siendo salvada del olvido varias veces por intervención oportuna de maestros de Babilonia. Hasta dos millones y medio de judíos dispersos solían dirigirse a Jerusalén para celebración de festivales religiosos nacionales. A pesar de diferencias teológicas o filosóficas, de divergentes maneras sociales de vida entre judíos orientales (de Babilonia) y occidentales (helénicos), todos estaban de acuerdo en considerar a Jerusalén el centro de su culto y siempre aguardando a llegada del ansiado Mesías libertador, supremo general de los ejércitos de emancipación.

José Revello
(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s