Josep Lleixà Fernández

Josep Lleixà Fernández
 
Josep Lleixà Fernández nació en Mas de Barberans, comarca del Montsià, (Catalunya), donde estuvo los primeros años de su vida. Con trece años se trasladó a vivir a Barcelona .En la actualidad vive en Torredembarra (Catalunya) donde participa de diferentes actividades culturales. Es Graduado Social Diplomado por la Universidad de Barcelona. Ha escrito cuentos, relatos cortos y mayoritariamente poesía. Especialmente su poesía tiene un regusto melancólico, triste, enfadado, y con el fin de buscar el equilibrio emocional escribe poemas eróticos con tono irónico. Utiliza en algunos trabajos el seudónimo de Fifo. Joven como es, quiere hacer el camino andando. (Positivo).
 
 
 
La muerte es el invierno?
 
Las flores pisadas por botas de cuero,
ya no crecerán nunca mas.
Los campos abonados con pólvora y metralla,
sólo producirán odio, muerte.
 
Los surcos dejados por las orugas de los tanques,
han dañado la tierra, la han dejado yerma,
como si mil caballos desbocados,
la hubiesen pisado y hundido sus raíces
en un infierno quemado.
 
Nunca mas verás margaritas,
nunca beberás de los charcos
que entre lluvias saciaban ta sed.
El infierno a llegado, es invierno, pero hace calor,
El fuego y la humareda espesa,
que entra por la nariz,
los relámpagos de guerra
que de vez en cuando acompañan
el trueno de la muerte que llega,
han acabado con la primavera,
verano y otoño.
Olor de muerte, de carne podrida,
de desesperación.
 
De lágrimas derramadas de rabia, de dolor,
de miedo. de miedo de morir y también de seguir viviendo
en medio de tanta destrucción.
Como se puede ser cómplice de tanto crimen.?
Gritos angustiados hacen preguntas
Porqué la guerra, Para hacer morir a nuestros hijos?
 
Hay unos hilos invisibles
que deciden sentados en butacas de cuero
y copa de vino en la mano,
qué País, qué mujeres, hombres y niños
Deben morir mañana.
 
No quieren salvar la Tierra
Harían llegar agua a los sedientos.
No quieren mitigar el hambre
quieren millones de esclavos hambrientos.
 
El Oro es su Dios,
y cada día en su altar pestilente
le ofrecen fuego y muerte .
Que ganarían entonces sin la esclavitud
trata de personas, de droga, y armamento?
malnacidos,
malnacidos.
 
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s