Poemas de Silvia Ortiz

Poemas de Silvia Ortiz

 

YO TAMBIÉN HE PADECIDO

He visto festejar enfados,
destruir los sueños
en el terror de la puerta,
me he cobijado sin tiempo
en sombras de cada golpe,
les he pedido consuelo.

He visto pasar las noches,
una a una se han dormido,
el terror en la oscuridad,
suplicios y más suplicios,
me han acercado navajas,
yo también he padecido,
y no me vengas con cuentos.

Yo también la he pasado negro,
de ausente vistieron las horas,
ni una sola llamada,
ni un solo te quiero en las sombras
todo eso he padecido,
los duendes bajo mi lecho,
sandeces y más demonios
es mi epopeya vivida,
quebrada en el interior,
dolida hasta los huesos,
hundida sin más remedio,
postrada en la soledad esa
que da más tinieblas.

Y fui tentada al olvido,
fui quemada en la hoguera,
desgarraron mis templos,
y amándote tanto me arrojaron al barro,
al barro que me has dolido,
y fui la burla de los que apuestan sabuesos,
fui lamento en la vereda de ayer,
fui el cemento cubierto en mis ojos.

Yo también he padecido,
el mal albergó en mi pena
el taladro me abatió,
y fue Cristo el circundante apoyo,
yo en el piso inerte,
la Cruz en bendita trayectoria
justo anoche me ensalzó,
ahora espero a mi amado
con las pecas en mi espalda
retratando su interior…
te espero en casa, mi amor.

Silvia Ortiz Escritora-poeta, EEUU, 14-03-2018

 

***

Un día he de observarte
tendido en el manantial
secreto de esta lucha terrible
de esperar y de esperar,
y me han concurrido las sombras,
los geranios inclinados en las nutrias
de un laberinto de voces
imperceptibles al oído.

Un día amado mío ¡vendrás!
y ese día, tal vez vista de fiesta,
como visten los ángeles en la
tormenta austera,
y fue la hora nona del agua
sin riego en diciembre,
desde esa fecha sólo he besado
mi almohada.

Es de noche amor y sobre la espalda
llevas mi nombre, el anclaje imperfecto
de ser yo y sólo yo la sombra omitida de luz,
los minutos contables de los tiempos
disponibles en la negativa propuesta
de los besos sellados, acatamiento sin ley.

He distribuido orquestadas sonrisas
sobre sermones de noche
y me he creído dueña de los ríos
y los mares del infinito océano
que circula en la perpendicular
esfera de mis ojos.

Ahora se anuncian carteles mordidos
en el vano retorno nocturno
y es la calle el verano perdido
de tus manos sosteniendo las mías,
son las veces de tu traje ausente
y los bolsillos deshechos
en el engreído extravío.

La perspectiva andaluz
es hoy la novia cobijada
entre retazo de olvido
y la distancia abolida,
ven amado mío e incendia
demencias de feria en los altos
y bajos del horizonte dormido
por encima del llanto
el incienso perdido.

Amado mío…
tómame en silencio
o tan de prisa
…cúbreme despacio,
como lo hacen los amantes
la primera noche …
!ah!…déjame dormida.

Silvia Ortiz Escritora-poeta, @copyright, abril 2017.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s