HERIDA DE MUERTE / JAIME GONZALEZ

HERIDA DE MUERTE

Imágenes que se extinguen como estrella fugaz, no ciento el impacto y la belleza irresistible de hembras en su plenitud hormonal, ya no están en mis visiones y en mis horas de soledad, tampoco en mis momentos de éxtasis literario y mis oscuras fantasías.

Ya no habitan en mi mundo de letras y de tantas palabras, mi corazón no se excita y mi sangre no se calienta al evocar tantas imágenes y gentes que recrearon mi vida.

Me he despojado de recuerdos y emociones absurdas, ya desnuda mi alma solo se cubre con una esperanza abismal y una frígida locura, la casualidad y el destino hieren involuntaria mente, llevando a una muerte existencial.

Le he gritado al viento, no reconoce mi voz, se quiebra la ilusión de volver a empezar, de volver a soñar, mi risa casi dibujada en mi rostro se extingue, por temor a vivir, herido estoy de muerte.

He hablado con mis sueños de media noche, ya no toleran mi debilidad por un beso, por una caricia, por una piel, pero solo es ilusión, ya no rindo culto a las palabras de amor, he soñado un amor, y ese amor no existe.

Vivo entre ninfas, reinas, hadas y reinos de un siglo que no volverá, los amores para siempre y a la antigua tampoco.

Que aberrante estupidez pensar que en esta vida puedes encontrar el paraíso perdido o el santo grial de tu alma, será posible detener el volcán de lágrimas que llevo desde mi juventud?, será viable recordar, será viable vivir?.

Como sembrar una flor en este valle de desolación que hay en el corazón, mis carnes confinadas a la sombra de mis recuerdos y fantasías moribundas, de lo que fue la vida de un ser en exilio emocional?
Mi piel gimiente y desconsolada no encuentra satisfacción en este purgatorio de deseos y sueños inconclusos, una libido en reposo, un amante muriendo en silencio por un encanto agonizante, en un valle de musas muertas.

Herida de muerte está la ansiedad y la dignidad de mis sentidos, esperando consuelo en besos y caricias, esperando nada, hasta ayer me creía inmortal, con mis letras, pero lo dulce de mis palabras se han convertido en canciones amargas.

Un encanto destilando un insípido sabor a hiel que entristece a la luna y avergüenza a afrodita, simplemente es una resignación venenosa que suavemente dilata la muerte súbita de mis pasiones, mis deseos y fantasías.

Las musas de sublime encanto e indescriptible belleza no crecen en los arboles como frutos de amor e inspiración, en letargo esta mi imaginación, adormecidas están mis manos y mis dedos no responden, pero esta locura irreverente y lucida aún tiene algo de ternura.

Mi vida corre ahora como niño herido, como vagabundo hambriento, donde encontrar el alma que se despidió sumisa, aburrida y sola al no apoyarla en el momento preciso, una vida tolerante llena de fatiga, libre de apegos.

Acaso cambiara todo en un abrir y cerrar de ojos y recuperare mi perdida? mi fe doliente acaso sanara en este parpadeo?, creyendo nueva mente que el amor existe y que solo yo me perdí en el camino de la vida?

Llegará el ocaso de mis días tristes y le gritare sin miedo al amor que estoy de regreso?, no esperare, creo que viviré¡

Solo queda arriesgarse y derretir en la boca un sinnúmero de palabras llenas de dulzura y encanto que aún quedan en mi mente y salir de esta tortura prolongada que asfixia mi alma y mi espíritu.

Encontrare el camino al cielo y soñare tocar las estrellas, es mi deber, entrare en mi mundo, ese mundo que me hace inmortal, no tolerare el quebranto y la amargura. Amare mi libertad, no negare mis sentimientos aunque me haya engañado la soledad.

Se alejó el amor, la ternura y el encanto, porque estaba muriendo, pero correré tan rápido como pueda y me arrojare a un incendio de besos, caricias e inexplicables pasiones, sin preguntar, y quemare hasta mis huesos hasta que solo queden cenizas y esas cenizas al viento toquen las almas y se detengan sus vidas.

Así se renovara mi pasión y mi locura. Porque conocerá alguien en este universo el inmenso amor y pasión que me mueve, la riqueza de mi alma y la dulzura de mis palabras, porque he renunciado a la cárcel de mi silencio y he sanado rápidamente a las heridas que se atrevió a dejarme la oscura he impredecible tristeza.

 

JAIME GONZALEZ
derechos reservados
Cali, Colombia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s