Poemas de Tarana  Turan RAHIMLI (AZARBAIYÁN) / Traducción: Alicia Minjarez Ramírez.

Poemas de Tarana  Turan RAHIMLI (AZARBAIYÁN)

 

UN POEMA ES PALABRA DIVINA

Un poema es palabra divina.
No puede decirse en cualquier momento.
No puede cobrar vida
en el instante que quieras.
Un poema debe crecer
en el útero del espíritu,
para ser perfecto.
Ingresar en el corazón,
y convertirse en cenizas.
Para escribir
una gota de poema
tus sentidos y sentimientos
debe fluir como arroyos.
Un poema debe plasmarse
con la sangre del corazón.
Un poeta debe ser visto
dentro de cada línea poética.

 

SENTIMIENTOS EN EL “BANCO DE SANGRE”

El aroma a sangre se asentó
tanto en el piso como en el techo.
Fotos en las paredes
pueden congelar la sangre en las venas.
Al otro lado de la ventana
las esperanzas y las oraciones se desbordan.
Fue posible leer desde su apariencia
lo que estaba dentro de la gente,
el destino debilita a los necesitados.
¿Quién precisa de sangre?
El corazón del doctor
quién visitaba a los pacientes
arrollaba el dolor,
nombrado como talasemia y hemofilia
a los sedientos de sangre.
El destino montaba el filo de la muerte.
¡Estamos a un paso del ángel de la defunción!
Las esperanzas no sembradas fueron creciendo.
Dios mío, ¿Qué purgatorio es este?
Aquí una tumba y sangre
se encuentran en el ojo de la balanza.
Por primera vez en mi vida
contemplé el color de la pena,
en el rostro de un infante
inconsciente de su dolor.

Traducción: Alicia Minjarez Ramírez
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s