Poema de Miroslava Ramirez

Poema de Miroslava Ramirez

 

Lo que quiero ser

Yo quiero ser el viento
que mece los tallos que susurran
Murmullos suaves y silentes
en tu leve abismo.
una noche de luna llena,
asomada al balcón de las estrellas
Mientras el amor duerme confiado,
ajeno al conjuro de los astros.
Pero mi lado oscuro se despierta
como lobo subyugado por la luna.
Y ataca a dentelladas la tranquila armonía
de la noche serena
Donde mis labios encuentran
un hermoso estuche que los guardan
La noción de ser la pieza que faltaba
a tu destino.
El aullido del lobo en nuestra denodada
arena de combate.
Yo quiero ser ese estuche
a tu medida exacta.
La promesa que cuando es hallada….
se convierte en alegria salvaje
Ese lobo que te habita….

 

Aromas de auroras boreales ***

A veces la atmósfera nos llena de aromas
de esperanza como rimas de susurros nuevos.
Aire que llena los pulmones de fantasía
y magnolias que agitan sus corolas en la brisa.

Noche saturada de perfumes, un canto lejano
anida en el alma como cuna de golondrinas.

Esta noche tomada por asalto, entre puntadas
de estrellas cosidas al manto del vacío.
Oscuridad que absorbe hasta tus huellas
en el frío inmenso de la nada. Espacio sin luna.

Me arrepiento de las estrellas y las lunas
gastadas en vano con tus palabras sin tiempo.

La música del cosmos resuena en el aire.
Cometas en el firmamento del tiempo.
Cauda de mi amor titilante, no de hielo sucio.
Energía luminosa que trasciende hasta
tu abismo profundo y helado.

Y la armonía del universo, cadencia
acompasada. Leyes de danzas estelares
acompañan mi cauda luminosa y vasta.
Al compás de Kepler bailando con los astros.

No fue un error
haber vivido al límite de fragmentos siderales.
Tú, como la antimateria, en tu vida vacua,
nunca sabrás de la inmensidad, que
ni siquiera percibiste.

Pero la balada nocturna mece mi corazón
entre destellos de polvo lunar y lluvia de estrellas.

Ráfagas incipientes, apenas premoniciones de razón.
Perfumes de flores silentes y bellas
Bajo el manto absorto, tan lejos de su alcance…
Un canto surge desde el fondo de las sombras
como presagios de auroras boreales,

en oleadas polares de luces y corrientes siderales,
a salvo, en tierra…
Hija del cosmos y cometas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s