Yanni Mara Tugores Tajada (Uruguay)

Yanni Mara Tugores Tajada (Uruguay)

Yanni Mara Tugores Tajada, nació en Montevideo el 8 de mayo de 1957. Actualmente reside en la ciudad de La Paz-Canelones-Uruguay.

Ha obtenido más de 150 premios entre primeros, segundos, terceros y menciones en concursos nacionales e internacionales. Forma parte de varios grupos literarios, ha participado en más de 100 Antologías dentro y fuera del país, algunos de sus poemas y cuentos fueron publicados en diferentes diarios y revistas tanto en Uruguay como en el extranjero y varios de sus poemas han sido musicalizados y traducidos al portugués, italiano y rumano. Maneja su propio espacio cultural “Esquina Cultural La Paz” en la ciudad de La Paz-Canelones. Ha sido jurado en varios concursos literarios y prologado y presentado libros de autores nacionales. Tiene editados 5 libros de cuentos infantiles, 5 libros de poemas y dos libros de narrativa.

 

Otro grito en mi garganta
 
Sobre ese mundo frío que me encierra
aprisiono este grito en mi garganta.
Afuera se apresura la tormenta
y acá, dentro de mí, todo está en calma.
Mientras otros de sueños me despojan
y me quitan el brillo de las alas
se yerguen triunfadores en la aurora
los que un día habitaron en mi casa.
Turbada pero en paz conmigo misma
escucho el frenesí por las mañanas
la brisa se desliza por las hojas
y el trino de unos pájaros me aplaca.
Sobre ese mundo frío que me encierra
rodeada de misterios y fantasmas
hoy siento que me invaden las ausencias
y una vana sonrisa desquiciada.
Dormí mientras el frío se escondía
y habitaba debajo de mi almohada
en el lecho desierto de unos ojos
que incendiaron mi vida y ahora escapan.
Y me quedo en vigilia casi ciega.
Acomodo mis huesos que descansan.
Ya pasó la tormenta más bravía.
Me despojo de clavos y de lágrimas.
Vacía ya de todo, complacida
hoy quemo las historias en las llamas.
Por fin se alzan mis manos triunfadoras,
vuelvo al regazo tibio de la almohada.
 
Sobre ese mundo frío que me cerca
hoy libero este grito en mi garganta.
 
 
 
Tacto
 
Palpo lentamente
cromosomas de placer
en un cielo cárdeno.
Mis manos suben
orbitan tu planeta.
Vértigos y escalofríos.
Despliego de mi base
todos los dedos.
Resbalo, desaparezco
en el fragor de la batalla.
Mis pétalos se abren
foliando intermitentemente.
Ingrávida recibo la sangre.
Se coagula en gotas
y brilla mi amnesia
en el cielo tinto.
Los dedos se pliegan
vuelven a su lugar.
Tantean al mundo
se raptan a ciegas
en el vacío desconocido.
Satisfecha caigo
suspendida
sin lastres.
 
 
 
No detengas
 
No detengas
tu marea de lenguas y de manos.
Traspasa mi desierto
abanica mis aires calientes
con ráfagas de sueños.
No detengas
a tus labios recuerdos de olvidos
rencorosos alientos
en mi rostro ya no hay los colores
que pensé siempre eternos.
No detengas
el consuelo en la sangre que corre
engañosos recuerdos
ni la lluvia
la noche o la espuma
que se quede un momento.
No detengas
tu marea de lenguas y de manos
ni en tu piel el arreglo
que le hiciste al compás de mi música
poco antes del concierto.
No detengas
el crujir de esa carne sabrosa
con todo su aderezo
ni el tal vez
ni el por qué
ni el mañana
pues si te detienes…
Se detendrán mis versos.
 
Poemas de mi libro “Otro grito en mi garganta”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s