Poema de Susana Roberts

 
Poema de Susana Roberts
 
 
***
 
Dejé leudar el pan
Preparé el arroz tailandés rojo que tenía guardado
Llamé a mi hija para el almuerzo
Pensé en las hermanas Bronte
Y ese caminar desgranado por la niebla
sobre el resto de las hojarascas
desprendidas del otoño
humillada por otros
como nos humilla el virus
la disputa por la educación presencial
Y la falta de educación
 
Lentamente hornero el pan
credos y oraciones
subliman el aroma de la fuente
que hila su abrazo
hacia la vaporosa luz
 
El sol complacido me regala
la sonrisa de mis niños en la mesa
aquella, la de los tiempos de escuela
Y la más reciente
capturadas en mi alma
 
Llega un tenue olor a amizcle
desprendido del hornillo
hacia la menta sin plantar
 
El torbellino real y nefasto de un virus
Altera el ADN
Y cada persona,
Cada detalle,
se vuelve grandioso.
 
Después de la lluvia
la sinfonía de voces aumenta
El silencio invita a la calma
una danza de libros se perpetúa
entre lavandas y jazmines
junto a los aromas del oriente
y los de la pachamama
en el eterno refugio
de plegarias al viento.
 
@Susana Roberts.21.4.2121

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s