ESTATUA BLANCA / Poema de Stella Maris Sanhueza

 
Poema de Stella Maris Sanhueza
 
 
ESTATUA BLANCA
 
Tenia en su garganta
un cascote,
un océano en sus pupilas,
un aire arenoso viajaba
de un pulmón a otro,
la memoria se le volvía loca,
buscaba momentos felices,
ellos jugaban a la escondida,
y ganaban.
El interes por moverse era
cada día menos,
nacía una estatua blanca
sin expresión que siempre,
se autoengañaba.
Sus manos no estaban pintadas,
su nariz fria,
frías las piernas, el alma.
Tenia ganas, no muchas de viajar…
agarraria un bolso
y se iría en el tiempo,
a las sonrisas de la infancia,
las que apenas recordaba.
En su lugar la niña
se hallaba parada
sola como antaño,
como en el futuro,
y en el presente que odiaba.
Tenía en su garganta un cascote,
era la angustia que siempre
le gritaba: ¡ Corre, corre!
aqui tampoco hay nada.
Ve por la luna llena,
la buena compañia,
ve donde te vean,
donde puedas ver tu rostro
reflejado en el agua,
ve y busca la sonrisa perdida,
las cartas no estan marcadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s