ORIGINALMENTE / Susana Roberts

 
Susana Roberts
 
 
NO Permitamos que estos tiempos nos alejen de la pureza de ser quienes somos originalmente, nos nos enredemos en nuevas brechas que dividen, no nos alejemos de la fuente de nuestra fe y energía original, no alteremos las leyes naturales y menos endiosemos la tecnología y el consumismo, veamos un poco más allá , no con la mente estrecha, sino con la pureza que emana del corazón y la razón para seguir edificándonos como seres humanos sobre este hermoso planeta que tanto maltratamos.
muchas bendiciones.
 
copyright-Susana Roberts.
 
 
ORIGINALMENTE
 
Éramos ángeles sin alas
Yaciendo de espaldas
en los dominios del jardín
respirando todas las verdades
con el aire de los dos
Amor en los cuerpos
vestidos de arena enredándose
En la piel tan liviana
Sin huesos
Sin vientre
Sin sequias
La naturaleza
En la silueta del silencio
Desbordando el sudor
De la misma estrella
Por los canales de la miel
Y los suspiros
de tantos besos libres
Con las sonrisas de los pulgares al sol.
 
 
***
 
(Bello poema Susana, realmente contundente y etéreo al mismo tiempo. Parecieran ser cosas contradictorias, pero no. es que el tratamiento del tema es contundente, la imagen de el amor elevando a los seres hasta la divinidad es muy fuerte (solo los que amamos así de profundo podemos entender que no es una exageración), pero el lenguaje y las metáforas son etéreos, es un poema con mucha musicalidad, lo que lo hace ligero al leerlo. Lograr esa fuerza y suavidad al mismo tiempo no es fácil.
Felicitaciones
                                         Tanya Tynjâla
 
El hombre y la mujer al principio del tiempo… sostenían la consciencia y la presencia de su
divinidad, su no temporalidad, haciendo el amor físico respetuosamente divino.
La energía dorada era su medio de comunicación, juntos o
separados. Su alcance iba más allá de su contorno visible, y a través de ella cada uno estaba en un continuo contacto imperturbado con el otro en silencio y quietud –esto en la conciencia mutua del amor puro- Con el tiempo, cuando uno de los cuandos us energías se necesitaban regenerar, el
hombre y la mujer se atraían juntos, hacían el amor como únicos polos físicos de consciencia sobre la tierra y se iluminaban y regeneraban. El regeneraba el amor de ella mientras que ella regeneraba el amor de él y su autoridad.
La comunicación entre ellos era tan completa que no había necesidad de hablar. El hablar se desarrolló con el tiempo; en los hombres y las mujeres, que al perderse ellos mismos en el tiempo dado a otras cosas, como construir el mundo, comenzaron a olvidar amar -esto es, olvidaron como ser ellos mismos todo el tiempo.
El resultado fue que fallaron en hacer el amor físico, divino.
Sus consciencias perdieron la conexión dorada y tuvieron que empezar a hablar a través de la brecha desarrollada entre ellos. Entonces, a través del habla, aparecieron los malos entendidos y la emoción. Mientras el tiempo o la falta de amor invadían más el cuerpo del hombre y de la mujer, el habla reemplazó a la inmediatez y la plenitud del amor y el vocabulario creció y creció. En vez de estar en el amor, ellos crearon otras palabras.
Varios miles de años después, la mayoría de los hombre y mujeres habían olvidado como ser amor y como hacer el amor. No obstante realizaban aparentemente el mismo acto físico, no podían liberar o generar la energía divina y personificar en ellos mismos el espíritu viviente o la presencia de amor, el no tiempo.
Los cuerpos del hombre y de la mujer no estuvieron ya alineados en el amor
sino en el tiempo y la emoción.
Y en vez de producir niños iluminados En vez de hacer el amor puro hacían amor demandante emocional
Espiritualmente, los producían emocionalmente dependientes.
La mujer, que una vez fue amor puro, ahora estaba confundida y descontenta permanentemente. El hombre, habiendo perdido su autoridad, ahora era impaciente con ella y, tratando de encontrar un sustituto de su autoridad con ella, se volvió ocupado e inquieto permanentemente.
Más aún, careciendo de la autoridad para ella, utilizó su fuerza física y económica superior para forzarla a una posición social inferior, particularmente explotando el amor de su juventud.
 
Susana Roberts.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s