Uriel en el jardín / Poema de Miladis Hernandez Acosta

 
Poema de Miladis Hernandez Acosta
 
 
Uriel en el jardín
 
Felices los que vivieron y murieron a tiempo.
Czeslaw Miloszc
 
Comerse la rosa por los salientes.
Un monte. Un nido. Un ciervo mal herido
Mis ojos contra el hierro frío
¿ Manzana o redil?
Línea prohibida para el arcángel que impele
Con inexorables expiaciones.
(Zona alcalina)
Lady Hacker se defiende sola
Como si fuera Junco. Perla o sal.
Como si pudiera darse a la fuga
O dejarse capturar.
 
Comerse la rosa por los salientes
O avivar un volcán.
Una lumbre. Un pasacaminos.
Un doble sentido. Un estruendo. Ilícito imán
Selva sediciosa para lavarnos el cerebro.
 
¿ Comerse la rosa o ser los salientes?
Negación de la ceguera. Tempestad.
¿ Jungla solar o incontinencia?
Abeja que poliniza rumbos contrarios
(Salvo el crepúsculo )
Ladeado campo. Tumba corrosiva.
Ubicación que acristala
Eclipse en el jardín bajo un sordo cielo.
 
Felices los que vivieron y murieron a tiempo.
Felices los que mordieron mis manos.
Rosa obscura de bestial desbordamiento.
Rosa insepulta que viene o va.
Estirpe del que regresa.
Se rebela o se abstiene.
Niega o trastoca perpetuos designios.
Cansada pesadumbre de entrar o salir.
Cansada arena de aceptar o de huir.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s