(Fragmentos de 441: “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

 
José Revello
 
 
SOBRE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS.
Los orígenes de la Tierra
 
HISTORIA DEL PRINCIPE PLANETARIO
(La rebelión de Lucifer)
 
Fragmento- 441
 
-La conspiración no tardó en echar raíces en nuestro mundo. Fue en el transcurso -explicó el memorioso anciano- de la visita de inspección de Satán a la tierra, como sabemos, cuando Caligastia recibió las primeras noticias sobre la inminente rebelión. Esta revelación hace hincapié primariamente en una cosa: que Satán no se parece en nada a esas grotescas caricaturas humanas que se han hecho de él. Era, y continua siendo, un hijo lalonandek primario de gran resplandor. Pero sigamos adelante. Y fue en el curso de esta inspección rutinaria, cuando Satán puso a Caligastia al corriente del Manifiesto de la libertad, que Lucifer se proponía llevar a cabo. Inmediatamente, el príncipe planetario estuvo de acuerdo en aliarse a la sublevación y traicionar al planeta desde el instante en que la rebelión fuese hecha pública. Al poco de la entrevista, cuando la administración de los cien de Caligastia”, estaban a punto de iniciar nuevos y prometedores proyectos, altamente beneficiosos para la humanidad del mundo, al mediodía de un día de invierno de los continentes septentrionales, el príncipe sostuvo una secreta conversación con su lugarteniente: Daligastia. Y acto seguido –continuo el anciano- este convoco a los diez consejos de la tierra, en sesión extraordinaria, informándoles que el príncipe planetario se disponía a proclamarse soberano dominante del planeta. En consecuencia “el grupo de los cien“ deberían abdicar de sus funciones, delegando sus poderes a Daligastia. Esta inesperada declaración fue seguida por una fulminante reacción por parte de Van, precisamente uno de los miembros de los “cien” y presidente del Consejo de coordinación de la tribus, que acuso a Caligastia, Daligastia y Lucifer de ultrajar violentamente la soberanía del universo local de nebadon. E inmediatamente puso en marcha una comunicación a los Muy Altos de Edencia, con el fin de que fuera confirmada su postura. Para entonces, las noticias de la proclamación del manifiesto de la libertad en Jerusem habían llegado a supremas autoridades celestes y el colosal sistema de Satania, aislado. A partir de esos momentos, nuestro mundo como los demás quedo incomunicados. Los grupos celestes que se hallaban presente en la tierra, hijos o de paso, se encontraron aislados sin aviso alguno. Durante siete años terrestres, la situación del mundo no vario visiblemente. No se produjo intento exterior alguno para modificarlo. En la tierra, cuarenta miembros del Estado Mayor corporal de Caligastia con Van al frente, declinaron unirse a la reciente rebelión. Numerosos asistentes humanos modificados lo siguieron. Sin embargo, cerca de la mitad de los serafines administrativos opto por el bando de Caligastia, así como 40 000 mil medianes. Otros 9.800 permanecieron fieles a Micael. Y el príncipe rebelde dispuso de esos 40 000 mil mediane para ejecutar sus órdenes por todo el planeta. Al mismo tiempo Van lo disponía todo a su alcance, para intentar salvar el Estado Mayor y personalidades celestes bloqueadas en la tierra. Algunos serafines y querubines leales a Van, ayudados por tres medianes igualmente fieles, garantizaron la vigilancia e integridad del primordial “Árbol de la vida”, permitiendo el acceso a sus frutos y hojas únicamente a los cuarenta de Estado Mayor y a sus aliados humanos modificados. El número de estos leales -continuó Don Genaro- que siguió beneficiándose del “Árbol” fue de 96. Los cuarenta ya citados del Estado Mayor y otros 56 andonitas modificados, cuyo plasma vital había servido para rematerializar a los “cien de Caligastia”. Y según su revelación, fue durante esos siete años de disciplina espiritual cuando un “urantiano” sorprendió al universo. La humanidad jamás nunca conoció este legendario héroe, cuyas hazañas ha sido escrito en el libro de oro de la historia de Nebadon. Me refiero a Amadon, el asociado modificado de Van, que ha sido calificado como “el gran héroe humano de la rebelión de Lucifer”. Este descendiente varón de Andon y Fonta, fue uno de los cien “urantianos” que cedió plasma a los miembros corporales del Estado Mayor del príncipe. Su lucha e inquebrantable fidelidad a Micael ha sido tomada como ejemplo universal. Una vez más hijo -dijo algo conmovido Don Genaro- nosotros, con nuestros errores y limitaciones, nos pusimos de manifiesto y fuimos depositarios de actos sublimes que enaltecieron por siempre la naturaleza humana, quedando reconocido en los anales de un sistema. Y nos ubico en un plano insospechado y que, como humanos físicos del mundo, ni reconocemos, pero son partes de “nuestras raíces” primordiales. ¿Qué ocurrió con los restantes setenta miembros de ese Estado Mayor? -siguió el anciano- estos eligieron como nuevo jefe a Nod: uno de los setenta. Y lucharon con todas sus fuerzas por el príncipe. Pronto se dieron cuenta que habían sido privados del apoyo de los circuitos vitales del sistema. Seguían siendo seres sobrehumanos, pero carentes de su inmortalidad. Y en un intento desesperado de aumentar su número, Daligastia ordeno para procreación sexual entre los setenta supervivientes del Estado Mayor y los cuarenta y cuatro humanos modificados, también leales al príncipe. A pesar de ello, Daligastia sabía que aquellos 104 superhombres morirían tarde o temprano. Tras el desastre y la caída de Dalamachia, los 104 partidarios de Lucifer emigraron hacia el norte y hacia el este. Y sus descendientes fueron conocidos durante milenios por el nombre de “noditas” Y su lugar como el “País de Nod”… y esto, si mal no recuerdo, algo se asemeja a un pasaje bíblico…
Don Genaro permaneció unos segundo hurgando -supuse- en su memoria. Y pareció recordarlo. Le escuche decir.
-Existe en un pasaje bíblico singular en Génesis (4,16) Dice así:”…Caín, alejándose de la presencia de Dios, habito en tierra de Nod, al oriente de Edén.” Y me pregunte que relación guardaba aquello sucesos con aquel otro pasaje de la biblia que leí después en Génesis (6,1.4) en el que dice: “Cuando comenzaron a multiplicarse los hombres de la tierra y tuvieron hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombre eran hermosas, tomaron entre ellas por mujeres las que bien quisieron Y dijo Yave: No permanecerá por siempre mi espíritu en el hombre, porque no es más carne. Ciento veinte años serán sus días”. “Había entonces gigantes en la tierra, y también después, cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y las engendraron hijos; estos son los héroes famosos muy antiguos”. En cierta forma, -apunto Don Genaro- en su revelación parece clarificarse dentro de hechos históricos. Sigamos entonces. Cuando los 104 leales a Caligastia -siguió su relato – se unieron sexualmente ente si y de inmediato con otros humanos, sus hijos se revelaron como criaturas superiores al resto de los “urantuianos” tanto en aspecto físico como mental. Y estos dramáticos hechos con el paso del tiempo, terminaron incorporarse a todas las leyendas. Este fue en verdad -puntualizo- el origen del deficiente pasaje que cita el Génesis que rememore. Sin ser exactamente “hijos de los dioses”, los miembros corporales del Estado Mayor del príncipe, si fueron tomados por seres “bajados de los cielos”. Este suceso pasó poquito a poco a la mitología, deformándose y oscureciéndose aún más, a raíz de los graves acontecimientos que tuvieron lugar miles de años después, con la llegada al planeta de una maravillosa pareja: Adán y Eva. La rebelión de lucifer, en consecuencia, ya entonces empezaba a dar los primeros y nefastos frutos a nuestro desamparado mundo abandonado por el Príncipe Planetario.
 
(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”
Derechos de autor Reservados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s