Poemas de Silvia Ortiz

 
Poemas de Silvia Ortiz
 
 
AMADO MÍO
 
Hoy se cumplen 5 años,
5 años desde que la vida nos tendió
un mar de esperanzas en ojos cansados,
el alma tuya y la mía fueron fresas dubitativas,
fue el recorrido perverso que suele jugarnos azahares
y mira mi amado dueño, los tiempos que escapamos
del trance errático en zarzamora prohibida,
! Oh magnificencia de salmos,
! oh escape nocturno de versos
menesteres de hogar, que dulces tiempos!
¡qué imaginación coterránea y subalterna
acude hoy y son como barcos en ancla ilesa,
La mata y el trigo, la tempestad de impurezas
no desenvainó la corteza de arrecifes junto
a tu espalda y la mía, y se puede vivir desde
siempre el caudal sobre y bajo la piel aún dormida
un sólo verso y la agudeza del ojo vivo de amar,
el olfato agudo y macizo, la perla en su encierro
impropio el otoño pálido en su acento,
los tiempos y destiempos en ritmos antojadizos…
vivir ese eco de recuerdos, ese grito sobre tu pecho
ese no dejarnos más y un sí que te espero!
 
 
 
DUERMO CONTIGO
 
Nueve meses en la noche
y una espera,
nueve vientos en la tarde,
en la tarde perdurable,
huellas en mi alma
que a poco llegan,
tus enfados y los míos
entre líos de otra guerra,
belicosas son las sombras
que enfurecen nuestras noches.
De los horas negras,
ya pasaron nueve meses,
nueve meses desbordadas albas,
sensaciones que no escapan,
sensaciones poderosas y
la viña en universo.
La hostilidad en la vereda,
una sola cosa en mí se aferra,
he dormido junto a ti,
casi siempre sin saberlo,
sin tormentas en mi alma,
he negado al sol el misterio
de mis penas,
he sostenido el criadero
de los sueños,
he descrito tantas veces,
el calor de tus sentidos,
en el ambientes de mi casa.
Abrazada al aroma
de tu cuerpo,
de tu esencia pronta,
lo inexacto en el lecho
de tus ojos,
y tu abrazo conservándome
en tu pecho,
sin tiempo y sin horas
que distraigan
nuestros sueños.
Una sola función en mi ser
los cojines en la sala,
perdurando el sueño
entre voces de los campos,
este pilote redondo,
y la rosa que se prende.
Esperando tu llegada,
entre puños empotrados,
en la tierra de mis sueños,
entre trinos que se quedan.
la intuición de los faroles
que no encienden,
ya son nueve meses que te espero,
nueve meses que de pronto llegas,
la soledad que fragua el afluente
de los limbos, …la audición
de mis sentidos.
 
Silvia Ortiz, La Fresa de Tu Boca, 2015, derechos@reservados, USA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s