Poemas de Roger Casanatan

Poemas de Roger Casanatan

 

SONRISA DE TRISTEZA

EL amor era tan sublime, ahora tiene estructura calcarea.
La mirada que atraía, ahora es reflejo de moribundo ocaso.
Descuelganse del pensamiento ideas que enlutan al futuro.
Temprano estrujado el amanecer resistirse alega continuar doloroso presente.
Aparente calma de paseo en el hogar deja huellas de serpiente.
El corazón procesa estériles sentimientos, siendo los mismos, somos más extraños.
Profesamos herejía del silencio y al bienestar tempranamente asesinamos.
Autómatas viajamos por ruta del pasado en busca de otra mitad de la existencia.
Aquellos escombros encontrados son frutos de nuestra inexperiencia.
Regresamos.
Tres horas de la tarde y dos en el calendario.
Repica la esperanza en cúpula del alma.
Percibo despedirse la tristeza obsequiando última sonrisa.
Permítame señor Dios agradecer el giro de misericordia recibido, pagaré con él todos los perjuicios y pecados cometidos.

 

Hipotecado sentimiento

Al borde de la inmensidad trato de lavar mi tristeza.
¡Cuánto cuesta ser pasajero de la incertidumbre !
Volé desesperadamente las alas estaban invertidas… llegué al fracaso.
Pasan los pelícanos y aferrada a su cola va en rumbo mi esperanza.
Un ficus prodiga su sombra apiadándose de mi existencia.
El mar intenta saludarme, erige sus olas, tácitamente acepto acuático anhelo.
Si hubiera formas de evadir el sentimiento que ataca, no tendría porqué hipotecar una parte de mi alma.
Las lágrimas pretenden romper la presión en mis pupilas, romántica canción en el ambiente las sorprende.
La vida seduce y atormenta, y siempre aterrizamos en esa tentación.
Si amamos se sufre, si no amamos hasta nos olvidamos de Dios.
Poeta ascopano.

 

Vastedad

La noche me encuentra dubitativo y trata de auscultar el sentimiento.
Al teñir frágil alegría
también oscurece la existencia.
La tarde fue ambarina y cálidos rayos abrigaron mi tristeza.
En los árboles un festival de trinos celebran la penumbra del ocaso.
La noche completó su oscuridad,
multitud de estrellas resplandecen en el cielo.
Una vez más contemplo vastedad de su imperio.
Y la luna pacientemente atraviesa el espacio atrapado de sinuosidades.
La noche deviene en prótesis del pensamiento, la imagino reír, cabalgando en oscuras sábanas del cielo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s