Poemas de Silvia Ortiz

Silvia ortiz

Poemas de Silvia Ortiz

 

ANARQUÍA

Llevo días sumida en la anarquía absoluta
una anarquía que he empezado amar
y que no intento censurar
un desorden que me lleva al orden de mis sueños
y cobijas de recuerdos que se apartan
que intimidan a lectores inexistentes
Es la frialdad inmortal
de la nueva noche
es el finito sueño
sí, el sueño-muerte
indiscreto que se acerca
que me cubre tantas veces
en el rifle presuntuoso
un solo tiro
Tengo frío
y no sé cómo cubrirme
no sé cómo exhumar la resguarda
de esta noche y ¿de qué abrigo requiero
cuando de amor y de muerte tú te cubres?
sobre una calle cualquiera la soledad derriba la ciudad
que no visito y se reserva el párrafo tercero de este libro
Leve suspiro de los ríos equidistantes en los campos
olvidé el almanaque de mis años
hasta mi propio nombre lo olvidé
los padrones de un banquero empobrecido
los grilletes mar adentro y otro día sin memoria
en el campo de escrutinios solo duerme su voz
y el desorden incorregible de su cuerpo.

 

VII

Los he visto tarareando la canción de cuna
tarareando los tiestos de inservible aroma
el moho de sus almas
sus adentros que jamás olvidan
sus quejidos dormidos en las
metas agridulces de los mares
Los he visto con sus muertos vivos
los he visto apresados en la holgura sombra
en cartones de cuchillos
en los cortes de costumbre
en sus manos mal cuidadas
en presiones infrahumanas
en renombres carceleros
en las pistas de los cánticos marianos
en las cuencas de silencios
los he visto…

 

El alcoholismo

En las calles solo asoma la columna de su espanto
y el tesón de mis esquemas
el esfuerzo de sus cambios
la enfermedad que me espera
es otra familia aturdida
por la cerrada sombra
Una sombra inquebrantable
de esas que no guardan eco
y lo despreciable de este trago que absorbo
es mi licor necesario cuando de penas me colmo
y ese placer tan morboso me conduce al alcoholismo
hoy ya perdí el trabajo, mis amigos
y mi familia se marcharon de la mano
Me creí gran bebedor
poseía tolerancia del engañoso amigo
cambios metabólicos de tipo adaptativo
ocurren en la intimidad del hígado
y en mi cerebro aguanto más y más
y a diferencia de antes
ahora consumo más
y me dije ya aprendí a beber
¡que tal error!
Ningún pasado me asiste
soy un paquete olvidado
no se apuren me decía un amigo
no se apuren que por largo que sea el camino
todavía me falta andar
hoy ya lo tengo
lo tengo al lado mío
bajo la tierra
cuánto dinero gastado
las oraciones vertidas
hoy ya no desea nada
solo implora ¡no tomes más!

Silvia Ortiz, Ojo de Pez I, 2014

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s