SOBRE LOS ENTORNOS SEGÚN DON GENARO / José Revello

SOBRE LOS ENTORNOS SEGÚN DON GENARO

José Revello

José Revello

“Las dificultades puede no desaparecer. Los problemas en medida continúan, los obstáculos siguen, lo conflictivo siempre buscando desconsolar. La envidia y los celos –las oscuras debilidades del alma- pueden aguijonear. Del desencanto estos seres confundidos y vacíos hallan contento que es, en realidad, su falta de valores, su impotencia para poseer lo que han visto material sino más quizás en lo personal, por lo cual recelan.
Puede esta incidencia no varíe en su entorno: ¡Pero tu interior experimento el sutil, vital y más importante cambio! has captado la señal; fortalecido tus defensas; protegido y reforzado el seducir, sentir y pensar. Las condiciones se tornan poderosas. La adversidad acomete, pero no perturba, solo molesta. No más que eso. No confunde, nuestra convicción y serenidad (poseer otra conciencia de las cosas) nos pone en buen puerto de su virtualidad ¿Cómo no enaltecer el dichoso estado? ¿Por qué no conceder su amor, la gran meta abarcante de la existencia humana? ¿Porque dejarse abatir y detenerse? ¿Cómo no ser agradecidos? ¿Por qué no mirar en nuestro semejante un poco nuestra propia soledad? ¿Acaso no caímos en el error y la equivocación? ¿Por qué no aceptar y comprender un poco la de los demás? ¿No es también nobleza? Dichoso aquel hijo mío que aprendió a vivir de esa manera. Al final de su camino vera hechos cumplidos, otras a medias realizadas y otras, cuando menos, intentadas.
Pero no confundas este concepto.
No significa consentir el mal, sus situaciones perversas. No tiene mérito alguno sufrir sus daños. Debes rechazarlo y alejarlo de tu vida. Desea con mayor fuerza se purificación, déjalo ir, aléjalo y libera su presencia. Es tu derecho y verdadera responsabilidad. No con violencia o mal retribuido no tiene menor valor. Su retorno al origen manifestado viene multiplicado y es muy peligroso. Tu nobleza no debe ser fruto de “debilidades” vista por los demás, siendo meritorio en tus sentimientos. Es fortaleza tu carácter por detrás del sentir. Vuelvo sobre algo dicho: Es válido ser bueno, pero no pasar por estúpido por su causa ni menos por bueno serlo realmente. Debes equilibrar este punto. Saber lo que piensas, decides y haces, descubrir su falla y que debe ser corregido y nunca olvidar, los valores y principios enaltece tus días. Es cuanto debes saber. Es cuanto debes hacer. Eso es todo.


(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados
Buenos aires Argentina

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s