DEL ESPIRITU DE DON GENARO (Sobre las vibraciones mágicas de la música) / José Revello

José Revello

DEL ESPIRITU DE DON GENARO
(Sobre las vibraciones mágicas de la música)

De nuestras extensas conversaciones, mi recordado amigo y maestro, dejo una referencia por más esclarecedora, según yo estimo, sobre la profunda y cimbreante escala de la música en la vida humana. Al abordar sobre este tema en particular, Don Genaro me enseño y dejo plenamente establecido –según mis anotaciones- lo siguiente.
-Mediante las frecuencias sonoras -venía diciendo- contenidas en la música, podemos modificar preclaramente el funcionamiento de un ser vivo como organismo pensante. Dicho de otra manera, sanar y mejorar el cuerpo humano en forma personal y activo. Los antiguos pueblos y civilizaciones conocían el poder de la música y el sonido. Y cuidaban de medir sus frecuencias, lo compartían y enseñaban, siendo una profunda filosofía de vida. Sin embargo, -apunto el notable anciano- en estas épocas, alguien o algunos, con intenciones pocos claras, se ocupó de enterrar este poderoso y ancestral conocimiento, cambiando la frecuencia de la música desde los 432 hz originales, a los actuales 440 hz y más arriba aún con marcada tendencia de daño psicológico y emocional. Debes descubrir su consecuencia, cuándo y por qué causa fatal se determinó el detalle de su instrumentación. En cuanto a esto último hijo solo bastara mirar la vida social a tu alrededor. A este respecto, siendo algo tan significativo en la vida y consecuencia humana, es necesario recuperar la música en su parte más original, para salud y verdadera conciencia del hombre y su sociabilidad. Como proyección y elemento integrante del Universo, -de nuestro sistema solar- y desde ahí a la tierra, el cuerpo humano está compuesto por millones de células, las cuales, a su vez, se componen de trillones de átomos. Estos átomos inteligentes, -prosiguió en culto anciano- interactúan y operan en base a la energía recibida, lo cual incluye, la energía producida por las ondas sonoras musicales. Los 432 hertzios sonoros, oscilan y vibran sobre principios de la propagación de ondas armónicas naturales, se unifican con propiedades de la luz, el espacio, la materia, la gravedad y el electromagnetismo. Dentro de la ciencia astrológica, esto es un material de estudio. El Sol, Saturno, la Luna y la Tierra exhiben proporciones matemáticas del número 432. Un concierto en frecuencia 432 hz, puede tener profundos efectos positivos sobre nuestra conciencia y el cuerpo celular alterado. Resintonizando los instrumentos musicales a 432 hz en lugar de los actuales 440 y más elevados, alcanzaremos a sentir la verdadera diferencia de conectar nuestra conciencia a su resonancia natural. La ciencia, algunos músicos y los investigadores de mente más abierta, por suerte comenzaron a re-descubrir los secretos de la resonancia y su impacto en nuestra salud mental. Como seres de conciencia, -explico Don Genaro- dependemos de la resonancia natural de atraer lo que deseamos, para alcanzar el equilibrio del amor, el afecto compasivo, el desarrollo personal, los sueños, la salud y abundancia en nuestras necesidades. Dado que no estamos separados de las vibraciones que son interdependientes en la resonancia positiva, para mantener y regular nuestro estado de ánimo, para conseguir preclaros objetivos, lo mantuvieron oculto y en secreto –sentencio el anciano- durante muchisimo tiempo. Pero como de agua que erosiona la piedra, se les fue escapando. ¿Cuáles son sus BENEFICIOS? La música en 432 hz transmitente y transmutante, lentamente sana el alma, la mente y el cuerpo. El corazón humano, (ritmo cardíaco). La doble hélice de ADN (frecuencia de replicación). La función cerebral máxima-sincronización bihemisférica, (dos hemisferios del cerebro). El pulso cardíaco, fundamental del planeta, (resonancia fundamental de la cavidad Schumann). La geometría musical de la creación. Como ves mi hijo, como daño planificado ha sido siniestro. Pero sabiéndolo, las frecuencias naturales purificadoras en nuestra vida, pueden recuperarse, y deben recuperarse, si se educa y se enseña, y si por ahí va tu inquietud, puedes estudiarlo, y sobre todo, experimentarlo. Serán importantes sus logros y benéfico a tus sueños y encantos personales. Los recién nacidos –continuo el maravilloso anciano- sólo tienen respuestas límbicas a la música, (perciben tono y ritmo de la voz materna, distinguen diferentes escalas y acordes), y a partir de los 6 meses, los bebés pueden percibir cambios específicos en una melodía, al alterar el tiempo o transportándola a otro tono que habían escuchado antes. El niño alrededor de los 3 años, está principalmente ocupado con materiales que percibe. Reconoce y explora contrastes claros en los niveles de intensidad, timbre, altura, duración o textura y siente placer por el sonido en sí mismo. Alrededor de los 4 años, ya es capaz de identificar los sonidos vocales e instrumentales, tales como los tipos de instrumento, tratando de controlar los sonidos para producir efectos o demostrar el placer de dominar una actividad que puede llevar a cabo con ideas sugeridas por la estructura física de los instrumentos. Recién entre los 5 a 7 años aparece la habilidad de detectar las estructuras armónicas y tonales. Mientras que en los adultos, una de las principales motivaciones para acercarse a ella es la relación que tiene con las emociones y los estados de ánimo y, aunque se sigue debatiendo, hay evidencia de que la música puede provocar cambios en los componentes de las emociones (sensaciones subjetivas, cambios en el sistema nervioso autónomo y endocrino, expresiones motoras como sonrisas) y tendencias en la actividad, como bailar, cantar, aplaudir o tocar un instrumento.
Don Genaro hizo una breve pausa. Tomamos agua y me alentó a tomar algunos apuntes. Al cabo de los varios minutos, una vez volcado parte de sus conceptos, el noble anciano prosiguió sus enseñanzas.

(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s