SOBRE LOS ENGAÑOS SEGÚN DON GENARO ( (Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”) / José Revello

José Revello

SOBRE LOS ENGAÑOS SEGÚN DON GENARO

Esta conversación tuvo lugar -según mis registros- la segunda tarde, el jueves, 21 de mayo de 1881, donde mi añorado amigo entre lo que venía exponiendo, abordo sobre la gélida expresión del engaño. Veníamos por uno de los senderos del parque, en esas relajadas caminatas que el anciano -en aquellas tardes, con mi compañía- se concedía, casi diariamente. Así lo explicó esa vez: “me complace caminar lento y sin prisa. En mi mente se produce un extraño fenómeno. Aquieto, regulo el tiempo, lo vivo. Y a su vez, entro en un “no tiempo”, casi ni lo percibo, está ahí presente, pero no existe. Y las horas entonces se multiplican. Cada minuto equivale a una hora de mis prisas. Y tres minutos a tres horas de tensión, de no pensar en el torbellino de esos otros tantos minutos en aceleración. Pero cada minuto en curso, soy paz, silencio y oídos, soy capaz, a su vez, de disfrutar, pensar con libertad, bajar los decibeles de alguna ansiedad, alejarlos al “no tiempo”. Cada paso lo hago con la vida. Y desde la vida conmigo mismo. Suelo hacerlo a solas, no porque moleste quien me acompañe, sino porque no me distraigo. Cuando uno se permite -como nosotros ahora-, adueñarse del “no tiempo”, se hace uno como un mago que acompaña el lento fluir de la existencia, señor de la tierra dejando huellas como en este parque. El equilibrio de lo interno, ahondando lo que te afecta, pudiendo descubrir errores que te rodean o sostienes, por no haberlo meditado. Llegas por reflexión a su verdad. Percibes no estaba lejos sino no fuera descubierto. Pero tu inquietud vino sobre la motivación del engaño. Los engaños se ramifican sobre actos dañinos ocasionados. Sin duda arrastra a situaciones efímeras y dolientes. En cierta faceta, son recursos de la naturaleza. De los reinos animales, el engaño y la simulación son lucha por la supervivencia de la especie. Pero, en la especie humana, como supervivencia de la consecuencia, se vincula a otra fase distinta: debilidad, celos y rencores. El engaño es el medio donde se refugia la mentira, sino seria desnuda y sobre todo expuesta. El engaño es un acto irresoluto, estudiado, agresivo y, en muy pocas ocasiones, piadoso. Es lo que guarda la necedad del vacío. Se cierne en su propio engaño. Es decir, los que no tienen y envidian, lo que les desborda, alimentado egolatrías. Por eso existe su ramificación, pero su base es “no esencia” postergada. Primero, y ante todo, debes saber de algo que por justo es muy importante. Debes hacerte responsable por lo que actuaste, dijiste, insinuaste o trazaste. Pero jamás nunca por lo que no dijiste, ni insinuaste ni hiciste, por ninguna consecuencia. No puedes rebatir algo que -así implicaran a tu persona- estuvo gestado a tus espaldas. Si buscar su verdad y protégete. El engaño es la exposición que distorsiona la intención. Por injuria es hábil manipulador sobre la sencillez y la confianza más austera. Las personas piadosas. Pero no te confundas, no es poder sino simple engaño. Llevarte al espacio mezquino de su frustración. El ardid se alimenta sobre fondo de debilidad y aun de cobardía. ¿Sabes dónde está la equivocación? Creernos que no podemos, como parte del desánimo. He ahí donde apunta el parámetro del engaño. A veces sutil, otras veces agresivo. Pero así como lo sentimos y luchamos por esclarecerlo, nos situamos en el firme yugo de lo que creemos y amamos. Sostenemos la firmeza de la calle que pensamos. El engaño descubierto se enajena, retrocede. Cuando el engaño es enfrentado, las fuerzas que lo repelen, lo alejan sin remedio. No entra en la razón. Sino en la fuerza del universo que confiamos…”
(Considero equitativo anexar al dialogo original este escrito que me llevo por chat privado, Sonia Reyes me lo dirigió, y leí esta misma tarde. Lo valore realmente, en cierta manera guarda relación. Decidí incorporarlo. No conozco su fuente. Pero vale la pena su reflexión. Con mi gratitud)
“Somos las únicas criaturas en la superficie de la Tierra capaces de transformar nuestra biología mediante lo que pensamos y lo que sentimos. Tus células están constantemente observando tus pensamientos y siendo modificados por ellos. Un ataque de depresión arrasa tu sistema inmunológico. Sin embargo serenarte, fortifica tremendamente. La alegría y la actividad armoniosa te mantienen saludable y prolongan tu vida. El recuerdo de una situación negativa o triste libera en ti las mismas hormonas y sustancias biológicas destructivas que el estrés. Tus células están constantemente procesando todas tus experiencias y metabolizándolas de acuerdo con tus puntos de vista. En tu cuerpo, la producción de neurotransmisores se altera, el nivel de hormonas varía, tu ciclo del sueño es interrumpido, la superficie externa de tus células se tornan más viscosas y más propensas a formar grumos y hasta tus lágrimas contienen trazas químicas diferentes al de las lágrimas de alegría. Todo este perfil bioquímico será drásticamente modificado cuando te sientas tranquilo, y hasta tu proceso de envejecimiento se neutralizará cada día. Shakespeare no estaba siendo metafórico cuando a través de su personaje Próspero, dijo: “Nosotros estamos hechos de la misma materia que los sueños”. ¿Quieres saber cómo está tu cuerpo hoy? Entonces recuerda lo que pensaste y sentiste ayer. ¿Quieres saber cómo estará tu cuerpo mañana? Observa tus pensamientos y emociones hoy. Al abrir tu corazón y tu mente evitarás que algún cirujano lo haga por ti en tu cuerpo fisico. La medicina esta en tu interior y no las usas. La enfermedad viene de ti mismo y no te das cuenta. Recuerda no somos lo que creemos ser, sino lo que pensamos y sentimos, sin saberlo. ¡Despierta¡ POR FAVOR. LEELO. EXCELENTE. MENSAJE. PASÉMOSLO. OTRO LO PUEDE NECESITAR.”

José Revello
(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s