Amiga Vida / Poema de Lizette Ramírez Ferrer 

Poema de Lizette Ramírez Ferrer 

 

Amiga Vida

Abrí los ojos a ti
una tarde de diciembre,
fué así
que reconocí los rostros
de las voces
que escuchaba desde adentro.
De la mano de Dios
colocaste diariamente las piezas,
torre y marfil
abeja y reina
frágil y tierna
niña y poeta.
Mil años acervos
y aún cubríame el rostro
con el velo de la desolación.
Para callar miedos in crescendo,
segundos sin límite
moldeáronme de a poco
al lenguaje de los años.
Vestiste de letras y nostalgia
todas mis carencias.
Poblaste de Seres Amados
la memoria de mi destino,
demonios han hecho su entrada
cuando algunos ángeles partieron.
Tatuada de fantasmas
dibujé nuevas historias en ti,
soledad de infancia
retraída y mística
asustada y sumisa
¡Qué de tormentas hemos
navegado juntas!
Timón y popa
estelas de azul y espuma,
izar de velas
desde la proa de mil aventuras
para vestir de peces mis silencios
a babor y a estribor
revuelco de vientos y olas
girando el afán de cada día
cual capote de torero
al inicio de la lidia.
¡Maestra Vida!
Aquí estoy
curtida de esperanza
en la madurez de mis sentidos,
dorada de atardeceres para decirte
¡Te amo, Vida!
Mi nombre viaja entre estrellas
a tu voz amanecida,
vara y cayado
metáfora y sustancia.
¡Te admiro, Vida!
Artesana de los nombres
en los héroes de mi historia
que sostienen la memoria
que algún villano ha hecho sombra
¡Artillera! Tú conformas
mi versar por estas horas…

Versos de admiración
para mi Maestra Vida.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s