Claudio Monge Pereira (Costa Rica)

Claudio Monge Pereira (Costa Rica)

 

Claudio Monge Pereira es el poeta por excelencia de quienes cargan un corazón enternecido y solidario. Es Educador, entusiasta narrador, político de las causas justas, defensor a ultranza de la Madre Naturaleza y de los niños del asombro; un Sembrador de Estrellas. Allá donde dirija Claudio la palabra, habrá semilla germinada, habrá frutos de temporada y atardeceres seguros. Profesor de la Universidad de Costa Rica: Historiador y Sociólogo, con posgrados en Pedagogía y en Literatura. Nació en la ciudad de Grecia, provincia de ALAJUELA, un Día de las Madres. Hijo de Claudio y de Dora.

Fue Presidente de la Asociación de Autores de Obras Literarias, Artísticas y Científicas de Costa Rica y de la estatal Editorial Costa Rica. En varias ocasiones fungió como Jurado de los Premios Nacionales de Literatura y del Premio Nacional de Cultura “MAGON”.

Claudio ejerció su vida laboral como Educador en la Facultad de Educación de la Universidad de Costa Rica. Durante tres décadas impartió cursos para la formación profesional del Profesorado del Magisterio Nacional, abarcando las especialidades ya señaladas anteriormente. Coordinó la Cátedra de Pedagogía de la Escuela de Formación Docente, en la cual también ejerció como su Director durante el periodo 2000-2004. En la Escuela de Administración Educativa coordinó su Cátedra de Sociofilosofía Educativa. También ejerció el cargo de Vicedecano de su Facultad. Durante varios años ocupó la Dirección de Extensión Cultural de la UCR. Actualmente está jubilado.

En el Gobierno Local de su ciudad, San ISIDRO de Heredia, fue Regidor Municipal del año 2006 al 2010. Y posteriormente electo Diputado al Parlamento de Costa Rica para el cuatrienio 2010-2014.

Tiene publicados los Poemarios:

El primer recital
El amor en los tiempos docentes
Santalucías y Heliotropos
Una muchedumbre silenciosa
Tenue de la luz
Esta terrible semilla
Sebastián sopla las estrellas
Redimiendo una estrella en plena flor.

 

DESEO DE OLA EXTRAVIADA

Hacer el Mar
en el Amor
y dejar sólo las olas
para vivirse el extravío
de las estrellas que solitarias,
viven indecisas su Luz.

Hacer el Mar
en el Amor
y morirse de todos los recuerdos,
como los barcos que ya hundidos
olvidaron su naufragio.

Hacer el Mar
en el Amor
y volverse Arena aventurera
para viajar eternamente
y anclarse al Cielo.

Reconocerse eterno como
la ola extraviada
que no sabe nada de tormentas
ni tormentos y
hacer el Mar
en el Amor,
humanamente.

 

MADERA DE AMOR

Madera usted
ardiendo en mis
recuerdos de derrota.
Madera siempre seca
como estos huesos
que ha sido sus andamios
para bebernos las
estrellas. Madera
de montaña arrastrada
y tormentosa,
perfumada por la suave
espuma batida de los ríos
desatados por tormentas
y tormentos. Madera usted;
madera hoy de mar:
Bosque y selva yacientes
esperando de nuevo
los celajes. Si…
madera seca para
que mi fuego
nunca muera.

 

GALOPE Y LUNA

Galopar, galopar así…
Galopar a pelo,
sin estribos;
sin espuelas.
Firmes los talones
sobre las estrellas de la noche.
Sin más brida que unos cabellos largos.
Sin más horizonte que millones de gemidos.
Así…cabalgar cabalgar, cabalgar
hasta que se desaten los tibios aguaceros
que cosecho en mis entrañas para nutrir
tu territorio y florecerlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s