Poemas de Stella M. Sanhueza

 
Poemas de Stella M. Sanhueza
 
 
ESPERA
 
El tiempo se ha detenido por un instante
las horas clavadas estan en el viejo reloj,
aborrezco pensar que ya sufro por tu ausencia
tu compania se ha vuelto alimento espiritual,
¿dime qué haces? ¿con quién estas? ¿qué sueñas?
¿acaso dormido estas ?
Dejame entrar en tus sueños
dejame entrar en tu realidad,
y aunque mi mente diga siempre jamás
mi corazón loco, borracho de amor y celos
aún se pregunta con quien estaras…
El tiempo se ha detenido por un instante,
las horas clavadas estan ya,
a veces pienso de repente compungida
si algo malo hice, si enojado estas.
Mi realidad dista mucho de la tuya…
Mi corazon ya saltando esta.
Que cosas raras produce este sentimiento
cuanta dicha, cuanta ansiedad…
El tiempo se ha detenido un instante
aún pendiente de tu llegada está,
esta pobre esclava de sus sentimientos
la que aún apresuradamente ya,
allá lejos en la distancia
aún sin esperar nada amandote esta.
 
 
 
***
 
Amo lo invisible, lo efimero
lo inasible, lo fugaz,
lo que tiene el poder de calmante.
Lo que crea una sonrisa inevitable,
amo el instante en que descubres
esa carcajada pocas veces oida,
la foto que rebela el gesto único
de felicidad…
amo ese pedacito de tiempo
en el que la felicidad aprisiona y deja escondidas las penas.
 
 
 
ME LLEVARE
 
Me llevaré
todo y nada
lo mejor,
lo que ” no vale”.
 
La sonrisa de mi madre
allá a lo lejos,
pero siempre cercana.
 
La mirada de mi amor,
los días vividos
a risas y a llantos.
 
El fruto obtenido
de amor,
milagro divino.
 
Me llevaré,
el azul intenso
del cielo prometido.
 
Y la esperanza
de ganarmelo,
a costa de
acciones buenas
de lo diáfano sentido.
 
Me llevaré
el sol y la luna,
en mis nietos encarnados
sus recuerdos entibiaran
mis noches, sus palabras
endulzaran mis oidos.
 
Y también
me llevaré el olvido,
asi renace la esperanza
de cambiar este mundo
poco humano,
escindido.
 
Me llevaré
el amor
de todos mis amigos,
y con él
su recuerdo
sera siempre mi abrigo.
 
Porque no diran de mi,
no ayudó o no escuchó
persiguió sueños
siempre luchó,
de frente y sin atajos
sin objetivos escondidos.
 
Me llevaré
la dicha,
la osadia,
de haber intentado
una y otra vez ver
mis sueños cumplidos.
 
Y la experiencia dura
que da el sufrir
de lo vivido.
 
No obstante,
me llevaré conmigo
mi riqueza,
la que no se guarda
en cofres,
la que en mi corazón anido.
 
 
 
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s