Osvaldo Sauma (Costa Rica)

Osvaldo Sauma (Costa Rica)

 
Osvaldo Sauma nació en Costa Rica en 1949. Empieza a publicar su obra poética a inicios de los años ochenta. A la vez, se dedica a la docencia en el Conservatorio de Castella y a antologar textos con diversas tendencias o temáticas, por lo que su labor ha influenciado a escritores jóvenes de la siguiente generación
 
 
Una mujer baila
 
una mujer baila
amparada a la noche
despliega sus brazos
como decir sus alas
desde el centro del aire
hacia las afueras del aire
en diagonal a los espacios de la luz
entre los costados de la sombra
una mujer gira
como un astro
y sobre sí misma
esboza
la ruta del azar y sus conjugaciones
gira
baila
alza un tiempo magnético
como quien alza un pájaro
desde la tierra que lo atrapa
y traza con un carbón encendido
el lenguaje bermejo de las cavernas
baila
y con ello sacude
los miedos de la infancia
que aterrados todavía
nos llaman desde su adentro
una mujer baila
sobre el corazón de la madera
para enardecer
el latido ciego de la vida
baila sobre mis heridas
para recrudecerme
el camino del remordimiento
una mujer baila
sola contra la adversidad
baila sobre el planeta errante
sobre un contratiempo de la memoria
y se fuga en esa fuga de la música
y vuelve sobre sí misma
para revelarnos
un deseo desterrado del Paraíso terrenal
 
 
 
Mirándola dormir
 
todo hombre es su propio sol
en la media noche del hastío
cuando los grillos chillan
como fuego endemoniado
y las estrellas
están más distantes que nunca
bajo la luz del aguardiente
todo hombre
apaga
la lumbre interior de la nada
mientras mira dormir
a la mujer que le cedió el destino
no la que le inventó la ilusión
todo hombre
que como yo se emborracha
junto a la mujer
que nos huye en sueños
evade la necesidad del otro
hace de su fracaso
un tintineo abstracto
y se bebe en silencio su perdición
 
 
 
arrepentimiento en falso
 
pido perdón
a todas las mujeres que estuvieron conmigo
sobre todo
a las que con otra mujer traicioné
será que amo más a la mujer que a una mujer
será que hago acopio de los placeres vividos
como si el amor fuera memoria
y no lo que es o debería ser o uno se inventa
yo qué sé
yo sólo se que todo sucedió
por mandato divino o del azar
o por insensatez pasión desidia
qué sé yo
pero así fue
y cada una de ellas
entre mis brazos brilló
única
aunque fuera tan sólo una sola vez
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s