Los clavos que me asustan / Poema de Silvia Ortiz

Poema de Silvia Ortiz

 

Los clavos que me asustan

II.

Los clavos del Dios Hijo
que me asustan
son los clavos del mañana
esquivo,
el Dios tuyo o el de otros
son las bancas del encierro
en sepultura,
las bandas perseguidas y
adheridas para una iglesia
imperdonable
de los hombres.

Estoy aquí para implorar,
para entregarte mi alma si es preciso,
la escucha concurrida de los que a diario mueren,
no pretendo que te sumes
a ésta corriente de ejércitos mayores
en que se calculan episodios
repetitivos de morir y de morir,

Me asustan las veces de los golpes
del Calvario en menester del hambre
y el vano abrigo que implora
la justicia en el féretro de hoy,
me asustan y me pesan los clavos
que llevas en la espalda,
me asusta tu indiferencia y la de otros,
la sujeción de encierros
en procura del abrazo
en refugio de una Cruz.

Me asusta este verso extendido
entre pompas de jabón,
me asustan las compras del dolor,
las armas ausentes del pudor,
el silencio en el soldado,
el Cristo ondulante, taciturno,
callejero, diminuto, y ojeroso.

Yo el caminante sin camino,
yo el volcán en la cajuela
arrojada del botón,
yo el final de este escrito,
la libertad de ser yo misma,
yo misma la que enjugue tu pasado
en los clavos testaferros
de tu guerra,
yo…caminante y un destino.

Silvia Ortiz, EEUU, 2018 24 de marzo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s