André Breton: “ El surrealismo tiene implicaciones políticas que lo fuerzan a un compromiso y revolución social”. Second Manifeste du surréalisme. / por Silvia Ortiz

André Breton

“El surrealismo tiene implicaciones políticas que lo fuerzan a un compromiso y revolución social”.
Second Manifeste du surréalisme.

Llevo tantas semanas dando vueltas a este escrito, y es que para beber inclusive del agua que se porta en vasos dotados de hermosura y de insustituible fregado, nada garantiza que algún germen transite entre aromas deshuesados de la sala, o en la fauna salvajista de los hombres, hoy me acompaña alguna escala de juicios y quizás se acelere alguna vanidad de mi escrito, tal vez se demuelan otras tantas concepciones, otras tantas estrechas libertades, otra vulneración incierta del rescate adjunto y es que para precisar mejor, cada quien con la adherencia o desligazón que le imprima, cada quien en su acierto de creer o no creer, de gustar o de no hacerlo. Esta invocación reserva el querer o no del servicio comunitario, el servicio social para el otro, la coherencia en su vuelo, la alternancia de lo ideal, y lo concreto de ese apoyo moral, porque de pan también vive el hombre, la humanidad, la pertenencia y las obligaciones arduas que conllevan los sucesos en la política de heroicidades, los juicios, las pasiones heterogéneas en la libertad de abanicos, y ya nada resulte innegable, tanto más en la furia que convoca este argumento.

En Breton encontraremos la palidez de su rostro ante un abandonado hospital psiquiátrico, sus ojos contemplaron la palpable sala de abandono, la vaciedad de lo humano, la odiosa cerca que no permite atrapar los hilos de la realidad circundante, el dolor pasa como agua seca y pasa sin que produzca sorpresa alguna, ante tales circunstancias, no se puede vivir para sí, no se puede cargar con egoísmo vigoroso, se vive porque se vive y si de vivir se trata, contemplemos el santificado arrojo del que impregnan “ensalzados confesos”, observemos sin doblez de falsedad, sin que nos toque o rose el absurdo imposible, el tildarse pulcro, cuando hay tanto desintegrado arresto. La exigencia brutal e incomprendida en André Breton, su viva voz, su desvelo latente e indesmayable del servicio social, diría yo “sino sirves para servir, entonces de que rabia saltas si de izquierdas, y de derechas mudas y falsas el mundo revienta de inacción y fuego”, entonces ¿qué nos queda?

El compromiso político es una voz autorizada y exigente del empeño fiel al servicio de los demás, la búsqueda del bien común con ánimo de servicio, la justicia reflejada en el auténtico pliego de desarrollo con énfasis particular en las situaciones de pobreza y sufrimiento, el respeto de la autonomía, la promoción del dialogo y el camino a la deseada paz, éstas son las orientaciones que deben inspirar la acción política de los que se nutren verdaderamente de ser “políticos y de hacer política para los hombres, para la humanidad, y el servicio humano, “política para servir y no servirse”. La condena a la que puso fin Breton correspondía a la escasez de criterio comunista, y la poquedad de los proyectos para el trabajo obrero, sumado a la literatura barata que ejercía sin compromiso alguno, el arte no debía limitarse únicamente a objetivos partidarios, de allí que en nuestros días actuales la exigencia de reclamos, y la insoportable intransigencia de los gobiernos haya posibilitado últimamente la exacerbación de la población en países como Chile, Ecuador, etc, urgimos actualmente también de una sociedad lectora, una sociedad pensante, cuestionadora, y no un papagayo enriquecido de intolerancias, la evolución cultural del hombre centrada en la talla más humana y provechosa que la revolución económica, la humanización del arte, la exigencia esencial de redimir al hombre de la insuficiencia, y la elevación de su inteligencia, tremenda bofetada para los actuales partidos políticos del Perú y del mundo.

A Breton le toco ser despojado de signos y disconformidades, nuestro escritor buscaba entonces la inocencia y la órbita de empuje, buscaba un pedazo de alma, un escondite favorable para subsistir, y es que en la política del necio, la coherencia es absurda y vil, la melancolía frente al dolor y la omisión es una robusta histórica bíblica, entonces una batalla me queda clara y segura, a Breton le tocó elaborar arrumacos trascendentes y estrategias del alma, cantos que pudieran proyectar exhortaciones ante la desamparada sociedad de lo humano. Quizás estamos ahora subsistiendo a una batalla feroz como resultado de “la coima”, quizás se nos atrape el bolsillo cuando nada gotee para el suyo propio, y el negativo cero de cero sin valor alguno para aquel que implore sustento, nos hemos olvidado, hemos pretendido “matar la emergencia ante el dolor”, nos falta sentarnos frente a frente y comer de la misma miseria, el otro percibe un “salario de más mierda”, y eso en los que perciben un sueldo indecoroso, y qué esperanza cabe para aquel poblador de a pie, aquel que no cuenta con trabajo alguno, ni con una salud pública a decoro, una educación posible y deseable para sus hijos, y se agranda más la herida, si ya somos más viejos, que diría el parlamento mundial donde lo social no cabe, y que tal si se apunta lo “coimero”, al ¿cuánto queda?, ¿cuánto hay?, y la negativa resolución de los aspectos humanitarios que afectan al hombre común, ser o no ser de derecha, o ser de izquierda, enferma si se cierra los ojos y no te pegas al acto de amor más sublime del servicio, de allí el reclamo y el enfrentamiento de Breton con la izquierda, yo diría con toda la masa política.

Finalmente, pretendo tocar el alma de Breton, pretendo distribuir si así fuera posible, la alegría del saberse vivo, quizás quebrado, pero vivo al fin, una vitalidad para el canto de sus desgarradas letras en que describe la subsistencia del otro, el dime, dime, al confrontar días y noches de indistinto talan, el porqué de las heridas, el porqué de los dolores, el porqué del exterminio, el porqué de los que sufren a diario y casi siempre a diario, aquí se acude sin restricción alguna al dolor de los sufridos, al espejo turbio y siniestro que proyectan los de breve mirada, todo lo infecta, y si de un voto requiere hasta un “táper” saca. Breton asimila el equilibrio del golpe y sorprende al que aplaude las fisuras, al que apalea el vano tiempo de llamarse “bárbaro suicida”, allí suena y por demás resuena el trinar del ave en alquiler de sus alas, sus pequeñas alas y su feroz partida para sumarse a la queja de un cazador trastornado y de patrocinio hueco. Para Breton en algunos de sus versos extiende una lastimera queja, un retumbado quiebre, y para ello recrea la existencia del prado como pólvora inexperta y dulcinea, los prados suelen ser solemnes cuando empujan sus llantos a la fuente de los caídos, los que ciñen tertulias de locos embravecidos, pide y glorifica el portentoso accionar de su débil latido, convoca a la aurora sobre el mar de sus ecos, le extiende un débito sublime “Ve mi querida aurora no olvides nada de mi vida”, e invita a tomar el florido campo en el calco entre la gente que llora, nos entrega sus ojos por espejo y desgarra el sufrimiento del hombre, sostiene que la “ira de Dios” es certera, y confieso por este escrito que yo le tengo santo temor como aurora, recomienda y sugiere apunta bien mi queja y aléjate de lo vano, de los marchas y contramarchas y ya no ofrezcas reparo alguno, Breton concibe y en ello concuerdo enérgicamente, que para ser de izquierda o de derecha o de centro o de ninguna aleatoria política, el instinto debe conducirnos al compromiso social de los pueblos, ante todo, el servicio a la persona humana, ya que se sabe que el bien más precioso que el hombre posee, es una tarea esencial y ardua “el servicio social para el hombre”, y para la sociedad indivisible.

 

por Silvia Ortiz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s