DEJAME IR… / Jaime GONZALEZ

DEJAME IR…

 

Jaime  GONZALEZ

Déjame ir, déjame decirte adiós, déjame soñar, permite que disfrute las riquezas y la avidez de mi alma, la dulce frescura y sagacidad de mi cuerpo, sucumbir a su acobardada locura.

Déjame respirar, mi alma quiere superar tu codicia emocional y tu ambivalencia superficial, pantomima elocuente de un supuesto avivamiento sexual y conmovedor.

Déjame salir, déjame ir, saber evidentemente que existo, que soy la pureza de un alma en extinción, renunciar a la dulzura de tus mentiras y a la infamia de tu alma, esclavizándome a un amor ficticio, diciendo que me amas.

Quiero olvidar ese premeditado sabotaje de ilusiones ocasionales y amor condicional, reconoce tu perdida, suelta tu despojo, devuelve tu propina, entrega lo que robaste sin justa causa, devuelve el amor y lo que juraste.

Amor es ceder con libertad, rendirse aun siendo fuertes, comprender coartadas sin maldecir la vida, sin deteriorar o turbar un alma ya madura por los años, buscando su redención, encontrando su inspiración.

Déjame ir, prometo recordar siendo libre, siendo indestructible, aunque tu cuerpo finja, aunque tú alma mienta, aunque no vuelvas, prometo ser agradecida sin confundir al universo.

No inhales mi cobardía al exponer mis nutridas letras, aunque pase la primavera, llegue el verano y se reanude el otoño, mi almohada está en luto, resignada a su presente e idealizando el futuro.

Superare obstáculos que impiden mi trascender espiritual y emocional, soy dignamente fuerte, no idolatrare mi masoquismo existencial o solitario, no agonizare en este aglomerado de fantasías tristes.

Déjame ir, déjame liberar mi alma ya suculenta, renunciar a la maldición de este luto que reencarna en tu nombre, déjame rehusar a este orgasmo de recuerdos para poder vivir.

No pronuncies mi nombre, no maldigas tu vida hasta la muerte, déjame ser, quiero volver a empezar, que alguien moje su cama con tan solo recordarme, ser la primicia de alguien que espera, alguien que anhela y vive.

Romperé las cadenas que me atan a almas toxicas, estériles, con convincentes y dulces mentiras, amar en todas los niveles y dimensiones posibles.

Secare mis lágrimas con el pañuelo de mis letras y mi tinta inmarcesible, no sentiré vértigo al recordar, al despertar de esta encrucijada vil y al vandalismo con el cual deterioraste mi alma.

Llevo la gloria en mi cuerpo, la plenitud de mis años, la suavidad de mis labios, la certeza de no repetir un ultraje más y la dulzura de un alma irresistiblemente bella.

Derechos reservados
Cali, Colombia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s