Poemas de Miroslava Ramirez

Poemas de Miroslava Ramirez

 

Porque habito en tus silencios

La turba vacía acechaba agazapada,
esperando un descuido en su vivir absorto.
Un clamor de gritos cautivos, contenidos
en los limites de lo posible.
Era una realidad impostada, lo que nunca debió ser.
aceptaba los hechos
que se desencadenaban ajenos a su voluntad,
es lo que es y no tiene remedio
se decia.
Por eso se fugaba con los ojos abiertos de par en par,
hablaba, sonreía y aparentaba una vida,
hacia el exterior de si misma.
Pero hacia dentro,
en el mundo introspectivo
Había calma, armonía,
las cosas eran como debían ser.
En el mundo onírico,
su voz volaba hasta tu oído.
Tus labios musitaban su nombre,
ella era la dueña de tus silencios.
Cuando tu mirada se perdía en el horizonte,
y las palabras morían detrás de tus labios cerrados.
Cuando tu vida se quedaba en pausa
Ella se sabia dueña de tu mundo,
ese mundo de los dos,
Que nadie podrá arrebatarles.
Porque nadie puede controlar los sueños,
los anhelos ,
ni el amor.
A ella le basta saber que estás por siempre,
aunque no estés …
Y espera confiada y sonriendo…

 

¿Realidad alterna?

Cuando te lo he dado todo…
Y no he guardado ni mentiras ni colores para mi.
No es suficiente 
buscar en las quimeras la respuesta.
Estoy segura que seria diferente
si el mundo fuese un pañuelo,
donde guardar los imposibles ,
los no se puede…
Porque nuestros mundos son distantes
y a la vida
le debemos tan poco.
No es suficiente,
con haber ganado la partida,
como si esto fuera un sueño
que parecía seria eterno.
Coincidimos en un instante en un punto y nació el ahora y el aquí…
hoy te marchas sin hacer caso del destino
que peleó con el tiempo y el espacio infinitos,
entre tantos sitios y momentos
eligió el tuyo y el mío
para hacernos coincidir
¿Cuánto de mi puse de mi parte?
Y cuánto fue solo coincidir entre la bruma del tiempo y el espacio.

me atravesé como una ráfaga.
Atrapada como estoy en este instante infinito, detenido.
Casi sin querer, casi sin saber,
casi sin vivir…
el silencio se derrumba sobre mis hombros.
Tal vez no es verdad
es casi imposible…
un milagro,
hallarte entre dos billones de posibilidades
que convergen en el espaciotiempo del universo.
Este universo loco, que jugó a los dados con nosotros.
Solo basta cerrar los ojos y dar un salto al infinito
Nada se compara a este sentimiento de pertenencia.
No es suficiente con repartir las horas solitarias y los sueños;
las noches enteras llenas de besos, estrellas, promesas y…
luna…
comprendí la locura infinita
El desatino impredecible del amor.
como el pensamiento, la imaginación y el anhelo.
Allí donde tu habitas; entre los espejismos del tiempo y el espacio
Sin principio ni fin…
En medio de la incertidumbre.
Solo basta cerrar los ojos…
Acercarme a la orilla del abismo
de aquel vórtice oscuro y aterrador;
un agujero de gusano.
Una puerta a otra realidad.
Pero no estoy segura de querer saltar…
Si tú no estás del otro lado.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s