Fragmentos de: 316 “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

José Revello

SOBRE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS
El tiempo del no tiempo

HISTORIA DE LA ETERNIDAD. (Formación decimal astronómica)
Fragmento- 316

El anciano hizo otra pausa y aprovechamos para tomar y comer el resto de sus bollos. Don Genaro, a esa altura de increíbles afirmaciones y enseñanzas, inasequible al cansancio –al menos durante esas tardes- busco hilvanar la historia siguiendo su cierta cronología, y se dispuso a narrar quizás de las partes más granítica de la “noche de los tiempos” que mi añorado amigo, desde su austera sabiduría, tuvo a bien regalarlo. Como siempre trato de ser claro y ameno, medir sus palabras, darle sentido a su relato. Y debido al tema debí “afinar la punta del lápiz” con mis apuntes, cuando toco algo -de ser cierto- tan desconocido como posible gestor de las graves consecuencias sufridas en la tierra y la especie humana: La mítica rebelión de Lucifer. De esta manera comenzó su relato.
-Lucifer –comenzó el notable anciano- era un brillante Hijo Lanonandek primario de Nebadon. Había servido en muchos sistemas, siendo consejero elevado de su grupo, y se distinguía por su sabiduría, sagacidad y eficiencia. Lucero -o sea Lucifer- era el número 37 de su orden, y cuando fue comisionado por los Melquisedek, se le distinguió como una de las cien personalidades más hábiles y brillantes entre setecientos mil de su tipo. Desde comienzos tan magníficos, a través del mal y del error, abrazó cierta desviación y ahora –según su revelación- se lo numera como uno de los tres Soberanos del Sistema en Nebadon que sucumbieron al impulso del yo y se rindieron a argucias de la libertad personal adulterina el rechazo de la lealtad universal y descuido de obligaciones fraternales, la ceguera a relaciones cósmicas. En el universo de Nebadon, el dominio de Micael, hay diez mil sistemas de mundos habitados. En toda la historia de los Hijos Lanonandek, en todo su trabajo a través de miles de sistemas y en la sede central del universo, sólo tres Soberanos de los Sistemas han sido hallados en desacato al gobierno del Hijo Creador.
Sin duda –acoto el ilustre anciano- deberíamos explorar por lo menos sus pormenores. Es difícil para nuestro pobre intelecto asumir que una entidad tan brillante pudiera caer de esa manera, al menos desde el lado de su acusación. Y hasta donde yo sé y pueda abordaremos su posible historia.
Mi añorado amigo entrecerró sus ojos y busco concentrarse en el seguimiento de la granítica historia a punto de relatar.
Lucifer no era un ser ascendente. Fue un Hijo creado del universo local y de él se dijo: «Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti injusticia». Muchas veces había estado en consejo con los Altísimos de Edencia. Y Lucifer reinaba «sobre la montaña sagrada de Dios», se refiere a la montaña administrativa de Jerusem, porque era el ejecutivo en jefe de un gran sistema de 609 mundos habitados. Lucifer era un ser magnífico, una personalidad brillante. Estaba junto a los Padres Altísimos de la constelación en la línea directa de la autoridad universal. A pesar de la transgresión de Lucifer, antes del autootorgamiento de Micael en la tierra, las inteligencias subordinadas evitaron desdeñarlo. Aun el arcángel de Micael, al tiempo de la resurrección de Moisés, «no emitió juicio contra él, sino que simplemente dijo: “el Juez te reprenda».
Abra que desglosar un poco esto. El juicio en tales asuntos pertenece a los Ancianos de los Días, gobernantes del superuniverso. Lucifer es actualmente el Soberano caído y depuesto de Satania. La autocontemplación es fuertemente desastrosa, aun para personalidades excelsas del mundo celestial. De Lucifer se dijo: «Tu corazón se enalteció por tu hermosura; tu esplendor corrompió tu sabiduría». Nuestro antiguo profeta vio este triste estado cuando escribió: «¡Cómo caíste de los cielos, O Lucero hijo de la mañana! ¡Cómo has sido derribado, tú que te atreviste a confundir a los mundos!». Muy poco se oyó, sin embargo, acerca de Lucifer en la tierra debido al hecho de que asignó a su primer ayudante –precisamente de nombre Satanás- para abogar por su causa en nuestro mundo.
Como vez mi hijo acá un camino distinto de información comienza traslucirse.
Satanás formaba parte del mismo grupo primario de Lanonandek, pero no había actuado nunca como Soberano del Sistema, si participó plenamente en la insurrección de Lucifer. El «diablo» de nuestros ancestros en este caso en esferas bíblicas, bajo esta revelación, tiene otro nombre: Caligastia. El Príncipe Planetario destituido de la tierra y un Hijo de la orden secundaria de Lanonandek. Cuando Micael de Nebadon estaba en su misteriosa misión encubierta en nuestro mundo, -una vez descubierta su verdadera identidad- Lucifer, Satanás y Caligastia se aliaron alevosamente para precipitar el fracaso de la misión de autootorgamiento del Hijo Creador. Abadón, era el jefe del séquito de Caligastia. Siguió a su jefe en la rebelión y desde entonces ha actuado como jefe ejecutivo de los rebeldes de la tierra. Beelzebú –otro de los nombres temidos por el hombre- era el líder de seres intermedios desleales que se aliaron con fuerzas del traicionero Caligastia. El “dragón” se volvió finalmente la representación simbólica de estos personajes inicuos. Cuando triunfó Micael se manifestó: “Gabriel bajó de Salvington y encadenó “al dragón” (los líderes rebeldes) por una edad». No sabemos a ciencia cierta a que “edad” se da referencia, puede ser edad cósmica como planetaria. Su diferencia en tal caso es enorme. Pero sigamos. De los rebeldes seráficos de Jerusem se ha escrito: «Y a los ángeles que no mantuvieron su estado primario sino que abandonaron su propia morada, aseguró con fuertes cadenas de oscuridad hasta el juicio del gran día». De esto quizás podriamos pobremente elucubrar pueda referirse al famoso “cierre de las épocas” por venir a la tierra. Pero también otra cosa distinta.
El anciano siguió su increíble relato.

“Lucifer y su primer asistente Satanás habían reinado en Jerusem por más de quinientos mil años cuando y sin tener certeza del porqué, en su corazón comenzaron a alinearse contra el Padre Universal y su Hijo Micael por ese entonces vicegerente. No existía empero en el sistema de Satania ninguna condición peculiar o especial que sugiriesen o favoreciesen una supuesta rebelión subordinada. Pero los hechos sucedieron. Pudo haber instigado dicha rebelión sin importar donde estuviera estacionado. Las jerarquías del sistema de Satania se inclinaron a creen en realidad toda iniciativa se originó y se formó en el espíritu de Lucifer. Por razón desconocida, la “semilla” germino en este brillante Soberano. Lucifer anunció primero sus planes a Satanás. Pero se requirieron varios meses para que éste se convirtiera a teorías rebeldes. Luego se volvió un defensor atrevido de “la auto aseveración y libertad” proclamada. Pero nadie jamás sugirió a Lucifer la imagen de una rebelión. La idea de sublevación en oposición a la voluntad de Micael y planes del Padre Universal, tal como lo presentaba Micael, tuvo origen en su mente. Y sus caóticas consecuencias secretamente empezaron a gestarse. Fueron minúsculos inicios de la más grande sublevación sucedida de nuestro Sistema. Ni Micael de Nebadon ninguna de las ordenes de las Jerarquias de Satania tuvieron el menor conocimiento de lo que se estaba tramando

José Revello
(Fragmentos de: “Mis tardes con Don Genaro”)
Derechos de autor Reservados

One thought on “Fragmentos de: 316 “Mis tardes con Don Genaro” / José Revello

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s